Funcionarios de la Organización Mundial de la Salud dijeron el jueves que su investigación sobre el nuevo coronavirus mortal que se ha cobrado 22 vidas se ha retrasado debido a una disputa sobre los derechos de propiedad de una muestra.

El doctor Keiji Fukuda, subdirector general de seguridad de la salud de la OMS, dice que la organización está "luchando con el diagnóstico" del coronavirus o Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS por sus siglas en inglés) debido a la disputa.

Funcionarios reunidos en la Asamblea Mundial de Salud en Ginebra denunciaron públicamente los impactos en la salud pública — y las consecuencias legales — porque una muestra tomada por el microbiólogo saudí Ali Mohamed Zaki fue enviada el año pasado por correo al virólogo Ron Fouchier del Centro Médico Erasmus en los Países Bajos, en donde fue examinada, secuenciada e identificada como un nuevo virus.

Otros investigadores que quieren obtener muestras deben primero firmar un acuerdo de transferencia de material con el centro médico privado que establece la propiedad y los derechos de los usuarios. Esto ha retrasado algunas de las pruebas, de acuerdo con las autoridades. Sin embargo, hay algunos otros lugares, incluidas instalaciones en Canadá, Gran Bretaña y Alemania, que han obtenido muestras, dijeron los funcionarios.

La directora general de la Organización Mundial de la Salud, doctora Margaret Chan, arremetió contra el acuerdo, lo cual pareció tomar por sorpresa a algunos de los presentes en el salón de actos. Rogó a los cientos de funcionarios de salud reunidos en la asamblea anual de la Organización Mundial de la Salud "compartir sus muestras con los centros colaboradores de la OMS, no de manera bilateral".

En la asamblea, Fukuda dijo que el nuevo coronavirus se ha cobrado 22 vidas en todo el mundo de los 44 casos confirmados por laboratorio, principalmente en Arabia Saudí.

El caso fatal más reciente es el de un hombre de 63 años en el centro de Arabia Saudí con una condición médica subyacente que murió el lunes, cinco días después de ser hospitalizado por problemas respiratorios agudos.

Cuatro de cada cinco de los 44 casos confirmados se dieron en hombres, y la edad promedio de los pacientes es de 56 años, dijeron funcionarios de la OMS, citando información que proviene en parte de las autoridades sanitarias saudíes. Los pacientes han tenido entre 24 y 94 años de edad.

Las autoridades saudíes han reportado 10 muertes en 22 casos desde que comenzó el brote en un centro de atención médica en abril al este del país, dijeron funcionarios de la OMS.