Una marchante de arte mexicana fue arrestada el martes en el estado de Nueva York por no reportar al gobierno ganancias de al menos 12,5 millones de dólares tras vender cuadros que ella aseguraba eran de destacados artistas como Jackson Pollock, Mark Rothko o Willem de Kooning.

Glafira Rosales, quien obtuvo la ciudadanía estadounidense en el 2009, fue arrestada en el pueblo de Sands Point, en Nueva York, por presentar declaraciones de impuestos falsas y no reportar una cuenta bancaria en España, anunció la fiscalía del distrito sur de Nueva York. Varios medios de comunicación, incluido el diario The New York Times, escribieron sobre ella el año pasado luego que el FBI la investigara por supuesta venta de pinturas falsas.

Según las autoridades, Rosales vendió entre el 2006 y el 2008 una docena de cuadros que ella aseguraba eran de destacados artistas de expresionismo abstracto a dos prominentes galerías de arte de Manhattan por más de 14 millones de dólares. Al venderlos, la marchante decía que representaba a un cliente suizo que había heredado los cuadros y que quería venderlos y mantener su identidad anónima. Algunos de los cuadros también pertenecían supuestamente a un coleccionista español. El coleccionista suizo nunca existió, aseguró la fiscalía, y el español jamás fue dueño de los cuadros.