Decenas de personas se reunieron el viernes en el Centro Cultural Islámico del Norte de California para asistir al servicio religioso en memoria de Malcolm Shabazz, nieto del asesinado activista negro estadounidense Malcolm X.

Shabazz, de 28 años, murió la semana pasada de una golpiza durante una riña a causa de una cuenta equivalente a 1.200 dólares en un bar de la Ciudad de México, dijeron las autoridades.

El nieto del asesinado líder de los derechos civiles tenía una vida problemática que incluyó haber incendiado el apartamento de su abuela, hecho que resultó en la muerte de la viuda de Malcolm X, Betty Shabazz, así como periodos en centros de detención juvenil y la cárcel.

Aparentemente Malcolm Shabazz buscaba redimirse con sus planes de escribir un libro de memorias y sus condenas contra la violencia juvenil.

El servicio religioso islámico, tradicional del viernes, tenía previsto incluir lecturas, comentarios, discursos y declaraciones de parientes, amigos y líderes locales de la comunidad.

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México indicó que dos meseros arrestados en el caso habían atendido a Shabazz como cliente en el bar The Palace Club, cerca de la Plaza Garibaldi.

De acuerdo con la autopsia, Shabazz murió de golpes en la cabeza, la cara y el torso.