Emma Watson está gozando de su libertad post-"Potter" en el Festival de Cine de Cannes, donde presenta su trabajo como una chica presumida, muy distinta a la precoz Hermione de "Harry Potter" que la lanzó al estrellato.

La actriz británica de 23 años protagoniza la cinta de Sofia Coppola "The Bling Ring", que se estrenó el jueves en el festival de la Riviera francesa, en la que da vida a una adolescente de Los Angeles obsesionada con las celebridades que, junto con un grupo de amigos, roba a estrellas de Hollywood como Paris Hilton y Lindsay Lohan.

Aunque sigue orgullosa de su trabajo en las películas de "Potter", Watson dijo que hoy siente que ha pasado mucho tiempo.

"No estoy tratando de huir de eso", expresó la actriz. "Simplemente he tenido unos tres o cuatro años maravillosos. Realmente estoy disfrutando de la oportunidad de poder transformarme en nuevos personajes y trabajar con nuevas personas creativas".

"The Bling Ring" se basa en un artículo de Vanity Fair sobre la verdadera historia de un grupo de adolescentes que robaron las propiedades de famosos como Paris Hilton y Orlando Bloom mientras estos se encontraban fuera de casa en estrenos u otros eventos. El personaje de Watson, Nicki, se inspira en Alexis Neiers, quien apareció en el reality show "Pretty Wild".

Para preparar el papel, Watson dijo que vio programas de televisión estadounidenses como "The Hills", "Keeping up With the Kardashians" y "The World According to Paris".

"Con Nicki era fácil caer en la parodia", dijo Watson. "De algún modo tenía que entenderla y compenetrarme con ella y ese fue realmente el mayor reto, después de aprender el acento (angelino), que es un dialecto bastante específico".

Desde que la serie de "Harry Potter" terminó en 2011 con la segunda parte de "Las reliquias de la muerte", Watson se ha abocado a hacer películas más adultas, como el relato sobre el paso a la adultez "The Perks of Being a Wallflower", del año pasado, y la épica bíblica de Darren Aronofsky "Noah", que terminó de rodar recientemente. También tuvo una breve participación como ella misma en la comedia apocalíptica "This is the End", de próximo estreno.

"En el caso de Emma, pienso que fue muy interesante ver a una actriz que uno ha visto hacer otras cosas realmente transformarse en un personaje extremadamente difícil", dijo Coppola.

Los actores jóvenes suelen ver a Cannes como un lugar donde festejar su madurez artística al presentarse en un escenario que valora más lo artístico. Watson lució resplandeciente de entusiasmo al hablar de su experiencia trabajando con Coppola, una directora amiga de la improvisación.

"Pude trabajar de un modo mucho más suelto que el que estaba acostumbrada", dijo la actriz. "Estoy acostumbrada a tener que apegarme a mis líneas porque mucha gente se las sabe de memoria".

___

Jake Coyle está en Twitter como http://twitter.com/jake_coyle