Las autoridades de la ciudad de México ya entregaron el cuerpo de Malcolm Shabazz a funcionarios consulares para su repatriación a Estados Unidos, mientras la policía mantiene la búsqueda de dos empleados de un bar donde el nieto del activista político Malcolm X recibió múltiples golpes que le provocaron la muerte.

El procurador de la ciudad de México, Rodolfo Fernando Ríos, dijo el miércoles a The Associated Press que la entrega de los restos del hombre de 28 años se hizo ante personal consular de la embajada de Estados Unidos en México desde la noche del domingo ante la notificación de que ninguno de sus familiares viajarían al país para reclamar el cuerpo.

El funcionario dijo que los dos meseros acusados del asesinato de Shabazz enfrentan acusaciones de homicidio doloso, que es castigado con una pena de entre ocho y 20 años de prisión.

El nieto de Malcolm X murió el jueves en un hospital a donde fue llevado con lesiones después de haber sido golpeado con brutalidad en el bar Palace, muy cercano a la plaza Garibaldi del centro de la capital, tras una riña en torno a un cobro excesivo de la cuenta que supuestamente habían consumido.

Shabazz había acudido junto con su amigo Miguel Suárez y dos mujeres que los abordaron y los convencieron de ir al bar. Cuando pidieron la cuenta de lo que habían consumido, los meseros les dijeron que debían el equivalente a 1.200 dólares, lo cual fue considerado un exceso e inició la disputa.

El procurador dijo que los dos meseros fueron los mismos que los atendieron en el bar y que Suárez declaró a las autoridades que sólo habían consumido dos cubetas de cervezas, sin contar las bebidas -no contabilizadas- de las mujeres que los acompañaron.