Incluso para quienes están acostumbrados al ritmo frenético de las celebridades, el Festival de Cine de Cannes puede ser una experiencia desconcertante.

Cada año durante 12 días la Rivera Francesa se convierte en una gran fiesta de glamur, arte y negocios de cine. Como un fantasma inundado de sol, el cine vuelve a la vida en Cannes con sus ambiciones, los intereses comerciales de fondo y el espectáculo descarado al frente.

"Cada vez que vengo a Cannes se siente como que llego a la escena del helicóptero de 'La Dolce Vita''', dijo Leonardo DiCaprio. "Es una locura. La ciudad entera se convierte en una alfombra roja, pero a la vez es la meca de la celebración del cine y la creación de cine atrevido".

La edición 66 de Cannes, arrancará el miércoles con "El gran Gatsby" de Baz Luhrmann, una extravagancia en 3D protagonizada por DiCaprio, Carey Mulligan y Tobey Maguire. La película, con sus derroches y estrellas, de muchas maneras tipifica a Cannes.

Pero para cuando Luhrmann y su elenco desfilen por el boulevard de la Croisette, "El gran Gatsby" ya se habrá estrenado en Norteamérica. Que el respetado director artístico de Cannes, Terry Fremaux, haya tomado una decisión como esa ha llevado a algunos a pensar que quizá fue manera desesperada de atraer una película deslumbrante con ciertas ambiciones artísticas (algo difícil de encontrar en la actualidad). Pero también subraya la lealtad de Cannes por sus directores favoritos: la cinta debut de Luhrmann, "Strictly Ballroom", se estrenó en Cannes y su "Moulin Rouge" inauguró el festival.

Muchos ganadores de la Palma de Oro, como los hermanos Coen (por "Barton Fink" de 1991), Roman Polanski ("El pianista" de 2002) y Steven Soderbergh ("sex, lies and videotape" de 1989), regresan este año. Joel and Ethan Coen estrenarán "Llewyn Davis", una película sobre la escena folk del barrio neoyorkino de Greenwich Village en la década de 1960. Polanski estrenará "La Vénus à la fourrure", una adaptación en francés de la obra de David Ives. Y Soderbergh presentará "Behind the Candelabra" poco antes de su estreno en HBO. La cinta presenta a Michael Douglas en el papel del extravagante Liberace y a Matt Damon como su amante, Scott Thorson.

La atención también estará puesta en las 20 películas que compiten por la prestigiosa Palma de Oro, que el año pasado fue para "Amour" de Michael Haneke, la cual se llevó el Oscar a la mejor película en lengua extranjera.

Como es costumbre, las películas que compiten por la Palma de Oro son internacionales y este año hay cintas de Chad ("Grigris" de Mahamat-Saleh Haroun), China ("A Touch of Sin" de Jia Zhangke) y Japón ("Like Father, Like Son" de Hirokazu Koreeda).

La única cinta Latinoamericana que podría llevarse el galardón es "Heli" del mexicano Amat Escalante, sobre una familia que queda en medio del mundo del narcotráfico cuando su hija de 12 años se enamora de un policía.

Otros directores destacados presentarán cintas en idiomas que no son sus lenguas maternas. Como favorito para la Palma de Oro está el cineasta iraní Asghar Farhadi (ganador del Oscar por "La separación") con la película en francés "Le Passe", protagonizada por la franco-argentina Bérénice Bejo ("El artista"). Fuera de competencia el director y actor francés Guillaume Canet debutará en inglés con "Blood Ties", una cinta de suspenso en Nueva York protagonizada por Clive Owen y Billy Crudup.

En la selección Un Certain Regard (Una Cierta Mirada) el cineasta naturalizado mexicano Diego Quemada Diez presentará "La jaula de oro", un documental ficcionado sobre el peligroso recorrido de los inmigrantes centroamericanos por México rumbo a Estados Unidos y la argentina Lucía Puenzo presentará "Wakolda", una película de suspenso situada en la Patagonia de la década de 1960.

Soderbergh rechazó en un principio un lugar en la competencia y prefirió abrir paso a los jóvenes cineastas. Fremaux lo llamó una semana antes de anunciar la selección del festival y le dijo que tras ver todo "Behind the Candelabra" merecía estar en la competencia.

"El prisma a través del cual se ve la película cuando está en competencia es muy diferente al de cuando no lo está", dijo Soderbergh. "Yo quería divertirme, no quería sentir esa presión. Pero ahora ya no me importa, pase lo que pase ya lo he decidido".

El director de "Out of Sight" y "Magic Mike" dice que "Behind the Candelabra" es su último largometraje, por lo menos por un tiempo. Así que la carrera de Soderbergh, que arrancó en Cannes en 1989, concluirá ahí casi un cuarto de siglo después.

El presidente del jurado para la Palma de Oro es Steven Spielberg, a pesar de que no ha tenido una película en Cannes en décadas. Sus filmes "Sugarland Express" y "E.T. el extraterrestre" se estrenaron en Cannes. Los especuladores predicen que Spielberg se inclinará por las historias tiernas que se parezcan a las suyas, o que buscará demostrar sus pretensiones de autenticidad con una elección menos convencional. La tercera posibilidad es que simplemente trate de elegir la mejor película.

___

Jake Coyle está en Twitter como http://twitter.com/jake_coyle