Un sacerdote estadounidense de los Legionarios de Cristo decidió abandonar el sacerdocio luego de reconocer que tuvo un hijo hace un año.

La Legión dijo el sábado que el reverendo Thomas Williams, teólogo, escritor, conferenciante y personalidad de la televisión, pidió al papa Francisco que le exima de su celibato y otras obligaciones sacerdotales. Un amigo suyo, el reverendo John Connor, escribió en un blog de la Legión que Williams quiere cuidar a su hijo y a su madre.

Tras la admisión de Williams, su superior de entonces en la Legión dijo que sabía desde hace años la existencia del menor, pero permitió a Williams continuar la enseñanza y la predicación. Fue otro golpe a una congregación desacreditada por las acusaciones de que su fundador era un pedófilo que fundó un culto que el Vaticano intenta reformar.