La escudería Mercedes dio la campanada el sábado en la clasificación al Gran Premio de España de Fórmula Uno, al hacer doblete con sus dos pilotos al frente de la parrilla.

El alemán Nico Rosberg consiguió su segunda "pole position" consecutiva con un tiempo de 1 minuto y 20.718 segundos y su compañero, el británico Lewis Hamilton, fue segundo a 0.254 segundos de distancia.

"La carrera es muy larga y no basta salir de la "pole". Hay que tener también el coche más rápido en carrera. Estoy un poco más confiado para mañana, pero la carrera es algo totalmente diferente", dijo Rosberg, quien acabó noveno el anterior Gran Premio.

El actual campeón y líder del Mundial, el también alemán Sebastián Vettel (Red Bull), quien marcó el mejor tiempo en los segundos entrenamientos libres del viernes, quedó relegado a la segunda línea de salida, pues finalizo tercero a 0.336 segundos de Rosberg, mientras que el finlandés Kimi Raikkonen (Lotus) fue cuarto a 0.459.

"Honestamente, estoy contento, porque ayer y esta mañana no lo estaba. Mejoramos el coche y será un reto, porque los neumáticos no duran lo que nos gustaría que duraran", valoró Vettel.

Fernando Alonso (Ferrari) no pudo anotarse la "pole" ante su público pese a marcar el mejor tiempo en la primera sesión de prácticas del viernes, y partirá quinto con duros rivales enfrente como Vettel y Raikkonen, y el francés Romain Grosjean (Lotus) al costado.

"La calificación ha ido más o menos como esperaba. Hubiera preferido salir tercero o cuarto, pero por lo menos saldremos en la parte limpia del circuito y tendremos posibilidades. Intentaremos aprovechar nuestro ritmo de carrera, que ha sido igual o mejor que el de nuestros contrincantes. No queda otra y solo vale la victoria", analizó Alonso.

Las malas noticias para la escudería italiana se acumularon con la sanción de tres posiciones a Massa por un incidente con Webber, con lo que el compañero de Alonso partirá finalmente desde la novena posición por detrás de Webber y el mexicano Sergio Pérez (McLaren).

Su compatriota Esteban Gutiérrez (Sauber), quien clasificó 16to, también fue sancionado con tres posiciones por molestar a Raikkonen y saldrá finalmente 19no.

Disputados los cuatro primeros grandes premios de la temporada, el tricampeón mundial Vettel lidera el campeonato con 77 puntos, 10 de ventaja sobre Raikkonen y 27 respecto a Hamilton. Alonso marcha cuarto con 47 puntos, 15 por delante de Webber.

La tercera "pole" del palmarés de Rosberg fue también la segunda consecutiva, pues ya fue el más rápido en la clasificación del pasado Gran Premio de Bahrein donde, sin embargo, el Mercedes desgastó en exceso los neumáticos y el alemán acabó noveno, cuatro puestos por detrás de Hamilton.

"Es estupendo estar uno y dos en la parrilla. Un gran logro que premia el y trabajo del equipo con el coche, aunque aún no estoy del todo satisfecho con el balance. El ritmo no está nada mal, pero me preocupa la degradación de los neumáticos. Será difícil aguantar estas posiciones mañana", dijo Hamilton.

Ferrari sigue sufriendo en las clasificaciones, a pesar de que Massa también había brillado con el mejor tiempo en la tercera tanda de entrenamientos libres del sábado.

"No puedo estar contento. Esperaba estar entre los tres primeros", lamentó el brasileño antes de conocer su sanción.

McLaren volvió a decepcionar, pues Jenson Button no superó el corte de la segunda ronda clasificatoria y partirá 14to. Pérez sí pudo alcanzar con sufrimiento la Q3 para salir desde la octava posición.

"Han sido dos días difíciles, pero estoy contento porque he maximizado el coche y hemos podido calificar a la Q3, que no era algo que esperábamos. Vamos a seguir peleando. El resultado de hoy me motiva más aún para rentabilizar el gran trabajo del equipo", dijo Pérez.

El venezolano Pastor Maldonado, ganador de la "pole" y vencedor del Gran Premio barcelonés en la edición de 2012, volvió a evidenciar los problemas de su Williams, pues ni él ni su compañero Valtteri Bottas consiguieron superar el primer corte y partirán desde el 17mo y 16to lugar, respectivamente.

"Todo el mundo esperaba que ganáramos acá pero, ¿cómo lo vamos a hacer? Este año no estamos como el año pasado. Tenemos que progresar más que los demás. Solo Dios sabe si vamos por buen camino. El que habla es el cronometro, y hoy ha hablado claro", se quejó Maldonado.