Un juez federal en California decidió que una casa de subastas no puede vender, destruir o deshacerse de los artículos de Kobe Bryant ofrecidos por la madre del astro de la NBA, mientras los tribunales se ponen de acuerdo sobre el foro adecuado para dilucidar el caso.

Bryant está enfrascado en un pleito legal con su madre, y se disputa en varios tribunales de Estados Unidos.

Según los documentos radicados por Bryant, su madre se llevó sus objetos a un almacén en el sur de Nueva Jersey hace unos cuantos años para convertir la antigua habitación de su hijo en su casa en Pensilvania en una sala de juegos para sus nietas.

Pamela Bryant llegó a un acuerdo en enero con la casa de subastas Goldin Auctions para vender cientos de artículos relacionados con la carrera del su hijo en la escuela secundaria y sus primeros años en la NBA, incluyendo un balón firmado del Juego de Estrellas y anillos de campeonato que los Lakers hicieron para los padres de Bryant.

Pamela Bryant dijo en su respuesta que su hijo le dio permiso para hacer lo que quisiera con sus cosas.

Kobe Bryant señaló que eso no es cierto, y que cuando enfrentó a su madre ella aceptó que no tenía permiso para vender sus cosas.

Según el documento de Kobe, le dijo a su madre: "Nunca te dije que podías quedarte con los artículos", y la mujer supuestamente le respondió, "sí, pero tampoco dijiste que los querías".

El basquetbolista también señaló que la última vez que vio un trofeo y un premio de Nickelodeon estaban en su casa en California, y que no sabe cómo llegaron a la casa de subastas en Nueva Jersey.

La casa de subastas calculó el valor de los 900 artículos en 1,5 millones de dólares, y le dio a Pamela Bryant un adelanto de 450.000, que según los documentos judiciales ella usaría para comprar una casa en Nevada. El registro de propiedades revela que ella y el padre de Bryant, Joe "Jellybean" Bryant, compraron una casa en Las Vegas este año.

___

Mulvihill está en Twitter como http://www.twitter.com/geoffmulvihill