La paridad es la nota sobresaliente de los playoffs de la NBA debido a que están empatadas todas las semifinales en las conferencias.

Las cuatro series están 1-1, la primera vez que ocurre en la segunda ronda de la postemporada de la NBA desde que la competición de la liga adoptó su actual formato hace más de un cuarto de siglo.

Los equipos favoritos como Miami, Nueva York, San Antonio y Oklahoma City perdieron su ventaja de local en tanto que los conjuntos en el lado opuesto pueden controlar su destino simplemente si son cuidadosos en casa.

Sin duda podría haber desenlaces inesperados el fin de semana.

El Heat, los Knicks, los Spurs y el Thunder son cuatro de los cinco equipos que tienen el número más alto de victorias como visitantes en la campaña.

Estas estadísticas quizá no son gratas para Chicago, Indiana, Golden State y Memphis, que son menos favoritos y serán anfitriones del crucial tercer partido cuando se reanuden el viernes y sábado las acciones de los playoffs de la NBA.

"Qué bien. Hay encanto en la NBA", dijo el ala pivote del Heat, LeBron James.

"Respecto a la postemporada, sigo diciendo siempre que ya no importa cuántos partidos se ganaron o se perdieron en la campaña regular; una vez que uno llega a los playoffs la marca está en 0-0. Creo que esto es grandioso. Creo que es fabuloso para los aficionados; creo que es grandioso para la competición que todas las series estén empatadas 1-1", apuntó.

Al término de una primera ronda con sólo dos barridas por parte de Miami y San Antonio — los principales favoritos en las Conferencias Este y Oeste_, la segunda ronda cambió rápidamente la perspectiva en la competición.

Miami perdió el primer partido de local ante Chicago, que tiene jugadores agotados y lesionados. San Antonio necesitó una gran recuperación para derrotar a Golden State en el primer encuentro de la serie, pero los Warriors simplemente remontaron y se llevaron el segundo partido.

Los Knicks perdieron el primer encuentro ante Indiana y consiguieron después el 1-1, en tanto que el Thunder quizá se siente afortunado de no estar en la lona 0-2 ante las numerosas oportunidades de Memphis para llevarse la victoria en el primer juego.

"Cuando se llega a esta fase de la postemporada, todos los equipos son buenos; todos son muy buenos, más que capaces de ganar de local o de visitante", dijo el entrenador de Golden State, Mark Jackson.

"Por eso no estoy sorprendido para nada. Buena dirección técnica, buen juego, se hacen ajustes y se ganan partidos. Todos han sido grandes encuentros", señaló.

Las fabulosas remontadas que hicieron en el último cuarto — Oklahoma City primero y Memphis después — decidieron los resultados de los primeros dos partidos de la serie. Los Grizzlies acumulan marcador de 190 y el Thunder de 186.

Los primeros dos encuentros entre los Spurs y los Warriors fueron totalmente dramáticos; San Antonio ganó el primer partido emocionante que tuvo dos tiempos extra tras remontar una desventaja de 16 puntos al final del tiempo regular.

___

Los periodistas de The Associated Press, Brian Mahoney, en Nueva York; Antonio González, en Oakland, California, y Teresa M. Walker, en Memphis, Tenesí, contribuyeron a este despacho.