Michael Haneke, polifacético director de cine, dramaturgo, guionista y reciente ganador de un Oscar, fue distinguido el jueves con el premio Príncipe de Asturias de las Artes.

El jurado destacó que el artista austríaco nacido en Alemania es "una referencia capital de la cinematografía de nuestro tiempo".

"Haneke ilumina y disecciona con deslumbrante maestría aspectos sombríos de la existencia como la violencia, la opresión y la enfermedad, que afronta con extraordinaria sobriedad formal a la vez que abre espacios a la persistencia consoladora del amor, la confianza y el compromiso", dijo el fallo.

Haneke, de 71 años, se estrenó en el cine con "El séptimo continente" (1989), un feroz análisis de la autodestrucción de una familia vienesa de clase media.

Alcanzó fama internacional en 1997 con "Funny Games", un juego macabro de terror y humillación. En 2001 "La pianista", basada en la novela homónima de la Nobel de Literatura Elfriede Jelinek, obtuvo el gran premio del Jurado en el Festival de Cine de Cannes.

Con su última cinta "Amour" (2012), un retrato de la incondicionalidad del verdadero amor y de la desolación y desesperanza del deterioro físico de la vejez, Haneke conquistó la Palma de Oro de Cannes, ganó el Globo de Oro y el Oscar a la mejor película de habla no inglesa.

Además del cine, Haneke ha cultivado otras facetas artísticas. Recientemente dirigió un montaje de la ópera "Cosi fan tutte" en el Teatro Real de Madrid.

El de las Artes ha sido el primero de los ocho premios Príncipe de Asturias que se conceden este año, en su 3ra. edición. En las próximas semanas se fallarán los correspondientes a Ciencias Sociales, Comunicación, Humanidades, Investigación Científica y Técnica, Letras, Cooperación Internacional, Deportes y Concordia.

Cada uno de los premios, creados en 1981, está dotado con 50.000 euros (65.000 dólares) y una escultura diseñada por el artista Joan Miró.

Los galardones se entregarán en octubre en Oviedo, en un acto presidido por los príncipes de Asturias, Felipe de Borbón y Letizia Ortiz, herederos de la corona española.