El físico Stephen Hawking abandonó los planes de asistir a una importante conferencia en Israel en junio, suscitando el miércoles las críticas de funcionarios israelíes que creen que se ha sumado a un boicot organizado para protestar por el tratamiento israelí de los palestinos.

El científico de fama mundial había accedido a asistir a la Conferencia Presidencial Israelí, conducida por el presidente Shimon Peres, a fines de junio, pero cambió de idea.

Tim Holt, director de medios y vocero de la Universidad de Cambridge, dijo que la decisión de Hawking se basó estrictamente en motivos de salud.

"Por motivos de salud, sus médicos dijeron que no debía volar por el momento, y por eso ha decidido no asistir", dijo Holt. "Tiene 71 años. Está bien, pero tiene que ser prudente con lo que puede hacer".

Una declaración de la Universidad de Cambridge emitida poco antes el miércoles atribuyó su decisión a "motivos personales". Hawking padece de esclerosis lateral amiotrópica, también conocida como enfermedad de Lou Gehrig.

Pero en Israel, su decisión fue considerada indicio de apoyo al boicot. Los organizadores dijeron que un correo electrónico del científico citó el boicot como motivo para no asistir.

El presidente de la conferencia, Israel Maimon, dijo que la decisión de Hawking fue "injustificable y equivocada".

"El boicot del académico contra Israel es a nuestra vista indignante e impropia, por cierto de alguien para quien el espíritu de libertad subyace en la base de su misión humana y académica", agregó Maimon, y dijo que el boicot era incompatible con un diálogo abierto y democrático.

Observó que exlíderes mundiales como Bill Clinton, Mijail Gorbachov y Tony Blair planeaban asistir a la conferencia.

El boicot es encabezado por palestinos, israelíes izquierdistas y otros que se oponen a las políticas de Israel con los palestinos.

La campaña ha tenido algún éxito, ya que ha hecho desistir a algunos artistas conocidos de actuar en Israel. Elvis Costello y los Pixies cancelaron conciertos, como también la troupe británica de danzas Klaxon y el Gorillaz Sound System. Israel ha enfrentado además boicots ocasionales de académicos, sindicatos y en algunos casos productos comerciales.

La decisión de Hawking fue celebrada por el Comité Británico para las Universidades de Palestina como adhesión a su objetivo de cortar las conexiones académicas con Israel.

"Esta es su decisión independiente de respetar el boicot, en base a su conocimiento de Palestina, y al consejo unánime de sus propios contactos académicos allí", dijo el comité en su cibersitio.

______

Heller reportó desde Jerusalén.