Conforme se hacía más espeso el humo y aumentaban las llamas en la parte posterior de una limusina, Nelia Arellano trataba desesperadamente de pasar por una ventanilla de 90 por 45 centímetros (3,0 X 1.5 pies) que dividía la zona de pasajeros del asiento delantero del vehículo.

Luego de estar atorada por un momento, Arellano logró pasar. Tres de sus amigas la siguieron rápidamente, pero otras cinco no lo consiguieron. Sus cadáveres fueron hallados más tarde, apretujados cerca de la ventanilla.

Arellano dijo el lunes en una entrevista con el canal de televisión KGO que ella cree que el chofer, Oliver Brown, pudo haber hecho más para ayudar durante el incendio, ocurrido la noche del sábado sobre uno de los puentes más transitados en la Bahía de San Francisco.

"Cuando detuvo el automóvil, él se salió, simplemente se salió del auto", acusó.

Arellano y las otras mujeres habían comenzado la noche celebrando la boda reciente de Neriza Fojas y se dirigían a través del Puente San Mateo-Hayward hacia un hotel en Foster City.

Brown —un hombre de San José que trabajó para la compañía de limusinas los últimos dos meses— dijo en entrevistas que una de las pasajeras golpeó ligeramente el compartimento ubicado atrás de él, diciendo algo con respecto al humo mientras sonaba música estruendosa en la zona de pasajeros. No se permite fumar, les dijo.

Entonces los golpes suaves se convirtieron en golpes de urgencia y alguien gritó ¡Deténgase!", agregó.

Brown dijo que se detuvo sobre el puente tan pronto como pudo y entonces ayudó a salir a las mujeres a través del compartimento.

Una de las mujeres que logró salir corrió a la parte posterior del vehículo y jaló con fuerza una puerta, pero Brown dijo que eso proporcionó oxígeno al fuego y la parte posterior de la limusina fue engullida por las llamas.

Brown dijo creer que el incendio comenzó por una falla eléctrica.

"Pudo haber estado calentándose durante días" dijo el lunes al canal KGO, indicando que no hubo una explosión.

Las autoridades buscan respuestas a preguntas como la de por qué comenzó el incendio y por qué cinco de las víctimas que murieron el sábado no pudieron escapar.

La posición de los cadáveres en la parte delantera del compartimento de pasajeros indica que trataban de escapar de las llamas en la parte posterior, dijo Robert Foucrault, médico forense del condado de San Mateo.

Fojas, de 31 años, una enfermera titulada de Fresno, planeaba viajar a su natal Filipinas para asistir a otra boda con familiares. Sus amigas en la limusina eran compañeras enfermeras.

Fojas estaba entre las cinco que murieron. Su madre, Sonya, lloró durante una entrevista en la televisora local filipina GMA News.

"Qué doloroso, qué doloroso lo que ocurrió", dijo.

El embajador estadounidense ante Filipinas, Harry Thomas Jr., expresó el martes sus condolencias a la familia Fojas.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino

Agréganos en facebook.com/foxnewslatino