Joel Rosario aprovechó al máximo la oportunidad de tomar las riendas de Orb, luego que John Velázquez dejó pasar la oportunidad para el Derby de Kentucky.

Con un caballo que disfrutó el lodo del sábado en Churchill Downs, el jockey dominicano cabalgó a Orb hacia la victoria, ganando para sí y para el entrenador Shug McGaughey su primera victoria en el Derby.

Rosario mostró un poco más de júbilo que McGaughey por muchas razones, la más obvia haber, logrado su sueño a las riendas del caballo que cabalgó cinco veces con dos triunfos antes que Velázquez tomase las riendas para dos triunfos consecutivos. Compromisos previos impidieron que Rosario compitiese en esas dos carreras.

Pero Velázquez optó por Verrazano — el caballo al que guió a cuatro victorias antes del sábado — y terminó 13 puestos detrás de Rosario. Orb, en cambio, se llevó su quinto triunfo en fila por dos cuerpos y medio. Fue una buena reunión entre caballo y jinete.

"Tras rebasar el poste de los tres octavos, me di cuenta de que era hora de avanzar y vi que él estaba alcanzando a los caballos rápidamente", dijo Rosario, cuya victoria en el Derby siguió a su triunfo el 30 de marzo en la Copa Mundial de Dubai a las riendas de Animal Kingdom, el ganador en Kentucky en 2011.

"Yo sabía que con su velocidad, iba a seguir avanzando y pensé 'vamos bien' ... Ganar la Copa Mundial de Dubai y el Derby en el mismo año, te imaginas lo bien que se siente".

McGaughey probablemente tiene una buena idea, luego de ganar el Derby por primera vez en siete intentos y su primero desde el 2002. Especialmente porque él cambió de Rosario a Velázquez para el Fountain of Youth Stakes en febrero y entonces el Florida Derby.

Aunque Velázquez cabalgó a Orb en ambas carreras — la última el mismo dia en que Rosario llevó a Animal Kingdom a la victoria en Dubai — McGaughey admitió el sábado que no había dudas sobre a quién quería a las riendas de Orb para el Derby. Luego que Velázquez decidió cabalgar Verrazano para el entrenador Todd Pletcher, con quien él tiene una larga relación de trabajo, se reabrieron las puertas para Rosario.

McGaughey se sintió aún mejor sobre las probabilidades de Orb después de varias prácticas impresionantes antes del Derby y el obvio lazo entre el caballo y Rosario, quien comenzó su buena racha con triunfos en Aqueduct y Gulfstream.

Sin dudas, Rosario anda tan enrachado como Orb en estos momentos.

El dominicano ha ganado 128 de 514 carreras este año (25, con 83 segundos lugares. Rosario acaba de finalizar una racha récord en Keeneland con 38 victorias y abrió la temporada primaveral en Churchill Downs con cinco victorias la semana pasada.