La policía nacional informó el miércoles que un guerrillero, que tuvo la responsabilidad de custodiar a militares y policías secuestrados en el pasado por las FARC, fue capturado en un barrio popular del oeste de esta capital.

El director de la policía nacional, general José Roberto León Riaño, en rueda de prensa, identificó al detenido como Juan Camilo Díaz Beltrán, alias "Alirio", quien fue sorprendido el martes por policías en el barrio Santa Elenita de la capital colombiana.

Según León, el detenido es sospechoso de participar en 1998 en las tomas guerrilleras a los municipios de Miraflores y Mitú, ubicados en los departamentos de Guaviare y Vaupés y a 420 y 570 kilómetros al sureste de Bogotá, respectivamente. En ambas acciones armadas, los muertos de la policía se contaron por decenas y la cifra de uniformados secuestrados superó los cien.

León dijo que durante más de seis años, Díaz Beltrán fue responsable de custodiar al coronel Willian Donato, a los sargentos Arbey Delgado Argote, John Jairo Duran y Julio Cesar Buitrago. Los dos primeros fueron liberados por el Ejército en junio de 2010 y los otros dos en julio de 2008, junto a la política colombo-francesa Ingrid Betancourt.

El detenido es "señalado además de adelantar acciones terroristas contra los autobuses de la empresa La Macarena, que cubre la ruta Bogotá-Villavicencio y San José del Guaviare-Bogotá, presionando el pago de extorsiones a través de la quema de buses, coordinando de esta manera la red de apoyo de logística y de finanzas del frente 39 de las FARC", enfatizó el director de la policía.

Un fiscal de la Unidad Nacional de Derechos Humanos lo requiere para que responda por los delitos de secuestro, homicidio, terrorismo y rebelión, indicó León.

Actualmente el gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) adelantan en Cuba un proceso de paz para tratar de poner fin a casi 50 años de confrontaciones entre las partes.