Jason Terry anotó los últimos nueve puntos para que los Celtics de Boston sortearan la que parecía una remontada de los Knicks de Nueva York y evitar así la barrida con una victoria el domingo por 97-90 en tiempo extra.

Paul Pierce encabezó la ofensiva de los Celtics con 29 puntos para forzar un quinto encuentro en la serie. Terry, sin embargo, fue la figura vital al término del encuentro.

En el tercer partido, Terry recibió un codazo de J.R. Smith, y la NBA suspendió al alero de los Knicks para el duelo del domingo.

Nueva York había empatado el encuentro, luego de ir perdiendo por 20 puntos al arranque del tercer período. Con la pizarra empatada 88-88, los Celtics recuperaron el control y tomaron la delantera parea no perderla con un triple de Terry.

Carmelo Anthony, que anotó 32 puntos para los Knicks, encestó un doble, pero Terry volvió a encestar de lejos con 50 segundos por jugarse para poner el marcador 93-90.

Después Anthony falló un triple con 21 segundos en el reloj, Terry recibió falta y hundió ambos tiros libres. Al final agregó una canasta fácil para sentenciar.