Cuando Apple lanzó su tienda musical hace una década entre las cenizas de Napster, la industria musical — tambaleándose por los efectos de la piratería en internet — estaba ansiosa por ver cómo resultaría el nuevo servicio musical.

"El cielo se caía y iTunes creó un espacio donde íbamos a monetizar la música y, en teoría, terminar con la piratería. Así que era una solución para la época", dijo Michael McDonald, quien fundó ATO Records con Dave Matthews y cuya firma Mick Management representa a artistas como John Mayer y Ray LaMontagne.

La tienda musical de iTunes se convirtió en mucho más que una solución; cambió la forma en la que consumimos música y accedemos al entretenimiento. No sólo es la mayor minorista de música, también domina el mercado de videos digitales y abarca el 67% de las ventas de programas de televisión y el 65% de películas, según la empresa NPD group. Sus aplicaciones son las más lucrativas y se ha ampliado a libros y revistas, y hoy está disponible en 119 países. Esta semana, iTunes reportó un récord de ganancias de 2.400 millones de dólares para el primer trimestre.

iTunes "cambió la industria musical completamente" y le "dio a la gente el poder en vez de a las disqueras", dijo Jennifer López.

"Tiene sus pros y sus contras, creo, para los artistas", agregó la intérprete de "I'm Into You" y "On The Floor". "Soy una artista así que lo veo desde el punto de vista de un artista. Pero en una nueva era es como todo lo demás, lo tienes que aceptar".

Para Scott Borchetta, director de Big Machine Records, cuyos artistas incluyen a Taylor Swift, Tim McGraw y Rascal Flatts, iTunes revolucionó el panorama de las ventas minoristas al crear una plataforma verdaderamente interactiva y muy fácil de usar.

"Y lograron hacerlo ofreciendo una gran experiencia musical pese a su complicada tecnología", dijo Borchetta. "Hicieron que comprar música en formato digital fuera muy fácil y por eso creo se han colocado y siguen estando en la vanguardia".

Pero cuando iTunes celebre su 10 aniversario este domingo, enfrentará nuevas interrogantes sobre cómo seguirá dominando la próxima década o si podrá hacerlo. Ante la competencia de servicios por subscripción como Spotify y otros como Amazon.com, Netflix y Hulu, iTunes posiblemente tendrá que reinventarse para mantenerse en la cima del entretenimiento digital.

Eddy Cue, vicepresidente senior de software y servicios para Internet de Apple Inc., rechazó hacer declaraciones sobre reportes de que la empresa lanzará un servicio de radio o algo similar para competir con Spotify.

"Hemos podido agregar y expandir y hacer muchas cosas para que el producto sea mucho mejor", dijo Cue, quien fue parte integral de la creación de iTunes. "La razón por la que será maravilloso en los próximos 10 años es porque la gente todavía quiere acceder y quiere más de lo que está disponible hoy".

Inicialmente disponible sólo para usuarios de Mac, iTunes debutó dos años después del revolucionario iPod, otro producto de Apple. Con un catálogo de 200.000 canciones — frente a las decenas de millones en la actualidad — iTunes llegó a una industria que parecía perder la batalla contra las descargas ilegales pero que se mostraba escéptica ante la nueva tienda musical.

Muchos refunfuñaron cuando el cofundador de Apple Steve Jobs dijo que todas las canciones estarían disponibles por un máximo de 99 centavos de dólar (en la actualidad las canciones pueden costar hasta 1,29 dólares) y que los usuarios tendrían un mayor control sobre su colección musical en términos de portabilidad y propiedad.

"En el caso de las disqueras, sentimos que podíamos convencerlas de que teníamos una propuesta de negocios que sería mejor para ellas a largo plazo y les dimos la oportunidad de competir con la piratería", recordó Cue.

"Nuestro mensaje para ellos fue que la única forma de vencer la piratería no eran sólo demandas o anuncios de televisión, sino de hecho ofrecer lo que los piratas ofrecían y que la gente pagaría. Así que teníamos que convencerlos a todos, y como parte de eso hacer que todos estuvieran de acuerdo con los mismos derechos".

Algunos en la industria refunfuñaron por tener que aceptar las reglas de Jobs; algunos todavía lo hacen. Mientras las ventas digitales van en aumento, las de discos han bajado y las ganancias de la industria han seguido cayendo a lo largo de la década.

"Para mí ha sido uno de los mayores bienes de la industria musical en los últimos 10 años, pero las disqueras dirán que Steve Jobs arruinó el negocio de la música", dijo McDonald.

"Para mí permitió que un espacio expusiera a artistas que están ganando popularidad en todos los géneros, y aunque ha impactado las ventas de discos, creo que se ha convertido en un verdadero barómetro de lo que es bueno y lo que es popular", dijo McDonald. "Los artistas de sencillos no están vendiendo discos, bueno, en realidad nunca debieron hacerlo. Pero los artistas de álbumes siguen vendiendo álbumes y sobre todo ha dado una fuente de ingreso a lo que se habría convertido en el lejano oeste".

La carrera completa de Lady Antebellum se desarrolló en la era de iTunes, y es una parte crucial de su historia. "Descubrimos que... cerca del 20% de nuestras ventas es por iTunes", dijo su vocalista Charles Kelley. "iTunes es algo que simplemente acogimos siempre".

La nueva era incluye la creciente popularidad de servicios como Spotify y Rdio, donde los usuarios pueden escuchar música gratis y pagar un precio fijo para escuchar y recopilar canciones. Observadores de la industria han escuchado rumores de que podría lanzarse un servicio estilo Pandora, el popular sitio de radio por internet, bajo el nombre de iRadio.

"No tenemos todos los detalles de lo que podría ser y cuándo podría salir, pero según lo que hemos escuchado hasta ahora, competirá con ellos por los servicios en línea", dijo Borchetta.

Cue dijo que los usuarios todavía prefieren el modelo de iTunes que los servicios de subscripción.

"(Una subscripción premium) cuesta 10 dólares al mes, eso es 120 dólares al año y la mayoría de los consumidores de música no gastan ese dinero", dijo. "Si lo compras (en iTunes) es tuyo, bajo el modelo de subscripción tu subscripción no termina si quieres seguir escuchando, así que uno termina pagando 10 dólares o más de por vida".

"Si estás comenzando tu colección con canciones que ya están ahí, como lo hacemos muchos, también quieres comprar nuevas canciones, incluso ahora, por 99 centavos o 1,29 dólares, o 9,99 o 7,99 por un disco. Es muy económico y es mejor que la música por subscripción", agregó Cue.

McDonald cree que los servicios por subscripción pasarán a ser la norma.

"Mi generación y posiblemente la generación siguiente todavía tiene esta idea de propiedad y orgullo de lo que tiene en una colección musical, creo que pensamos que habla de quiénes somos. Creo que para las generaciones más jóvenes y definitivamente las que están por venir, la idea de propiedad como nosotros la concebimos es irrelevante, y creo que ellos están simplemente consumiendo contenido, para bien y para mal" dijo. "Así que los modelos de suscripción tendrán más sentido".

Pero no saca a Apple de ese futuro: "Quizás Apple y iTunes creen el mejor espacio para los usuarios y domine ese espacio también".

___

La periodista de The Associated Press Lynn Elber contribuyó con este reporte.

___

Nekesa Mumbi Moody está en Twitter como http://www.twitter.com/nekesamumbi