El primer paso hacia al éxito es creer que se puede triunfar y en Cruz Azul, el campeonato de Copa que lograron hace un par de semanas les ha dado una inyección de confianza que los tiene pensando en el título de liga, dijo el miércoles el portero del equipo, José de Jesús Corona.

La "Máquina", que al ganar la Copa MX a costa del Atlante se llevó su primer campeonato desde el título de liga en el torneo de Invierno 1997, suma tres victorias consecutivas en el Clausura mexicano y está en posición favorable de avanzar a la fase final.

"Todo va de la mano, el primer paso para el éxito es la confianza y la seguridad en uno mismo y el título de Copa nos sirvió mucho para eso", dijo Corona en rueda de prensa. "De ahí que el equipo mostrara individual y colectivamente una mejoría futbolística, nos vemos más seguros cada uno de nosotros".

Después de ganar el octavo título de su historia en 1997, Cruz Azul, uno de los cuatro equipos más grandes en México, había perdido siete finales: cuatro de liga, dos de la Liga de Campeones de la CONCACAF y una de la Copa Libertadores.

"Claro que nos quitamos una losa de encima después de tantos años de no obtener un título y eso nos vino bien, el equipo se ve más suelto", añadió el portero.

Antes de ganar el campeonato, los tropiezos en finales habían hecho de Cruz Azul un objeto de las burlas de los aficionados rivales. Pro el título de Copa los liberó de todo eso.

"Nos vino muy bien el campeonato de Copa, ahora se siente un ambiente diferente. Cada uno tenemos más seguridad, creo que ese campeonato llegó en el mejor momento y ojalá podamos seguir así", añadió Corona. "Creo que se ve un Cruz Azul diferente, más sólido en todas las líneas, bien atrás y contundente en la delantera".

La "Máquina" vivió un mal momento en el que pasó seis encuentros sin triunfos a mitad de temporada, pero su buena racha actualmente los tiene con 23 puntos en la sexta posición de la clasificación general cuando restan sólo dos fechas en el calendario regular.

Sólo los ocho mejores avanzan a la fase final.

"Fue importante que no se bajaron los brazos porque no pasábamos por un buen momento y ahora se ha elevado el nivel", agregó el portero, quien es seleccionado nacional.

Y aunque por ahora la "Máquina" controla su destino, no pueden relajarse mucho porque el noveno puesto, que ahora es Monterrey, está a sólo tres puntos de ellos y los recibe en la última fecha.

El otro partido restante para Cruz Azul tampoco es fácil porque recibe el sábado a un Santos que es cuarto de la tabla con 29 puntos.

"Pueden ser buen parámetro, pero también lo fue Toluca (su rival de la fecha pasada) que es un gran rival y le ganamos de visita, ahora viene otro rival que puede ser parámetro como puede ser Santos", dijo Corona.