Haifaa Al Mansour tuvo que superar enormes retos para realizar el innovador filme saudí "Wadjda", no sólo porque se trata del primer largometraje realizado en su totalidad en Arabia Saudí y el primero dirigido por una mujer saudí.

Las normas sobre la interacción pública de mujeres y hombres la llevaron a dirigir las escenas en exteriores comunicándose con un radiotransmisor, viendo las imágenes desde un monitor en una camioneta.

"Me hizo trabajar más duro", dijo Al Mansour en una charla tras el estreno norteamericano de la película en el Festival de Cine de Tribeca, mientras que explicó que tuvo que ensayar más tiempo con los actores.

La famosa feminista Gloria Steinem y la fundadora de la organización Women for Women International, Zainab Salbi, acompañaron a la directora después de una función de la película para una charla en la que abordaron temas como la lucha mundial por los derechos de las mujeres y las diferencias regionales en cuanto a los derechos de la mujer.

"Espero que comencemos a darnos cuenta cómo nosotros, como seres humanos, estamos vinculados, no acomodados por rangos; en un sentido profundo, las revoluciones son vinculadas, no en rangos", dijo Steinem.

"Wadjda", que se estrenó primero en el Festival de Cine de Venecia y será estrenada a finales de año a nivel comercial por Sony Pictures Classics, trata de una niña de 10 años de espíritu independiente (Wad Mohamed) que choca con la sociedad ultraconservadora musulmana, con la que se enfrentan ella y su madre (Rem Abdalá). Aunque retrata la dura separación entre hombres y mujeres en Arabia Saudí, es una película sutil y principalmente optimista en la que la pequeña Wadjda lucha simplemente por tener una bicicleta.

Al Mansour, quien realizó la película con el permiso del gobierno saudí, también tuvo un tono positivo el domingo.

"En el país este es un momento emocionante", dijo Al Mansour. "Le están dando más poder y oportunidades a las mujeres. Las niñas ya pueden andar en bicicleta".

Este mes, las normas religiosas saudíes permitieron que las mujeres montaran bicicletas, aunque únicamente en zonas recreativas restringidas. En 2011, el rey Abdalá le dio derecho de voto a las mujeres y autorización para postularse a puestos políticos a partir de 2015. A pesar de estos avances, las mujeres en Arabia Saudí no pueden viajar, trabajar, estudiar en el extranjero, casarse, divorciarse, o ingresar a un hospital público sin el permiso de un tutor masculino.

Arabia Saudí y "Wadjda" son un mundo aparte de los países árabes vecinos, donde los cambios han llegado en forma de revolución. En Egipto, las mujeres tuvieron papeles cruciales para la Primavera Árabe, pero también han sido violentamente marginadas por los grupos fundamentalistas.

"Pasamos por una revolución o por una evolución, esa es la pregunta ahora", dijo Salbi, una activista iraquí quien trabaja en un documental sobre mujeres y la Primavera Árabe. "Wadjda" no es descarada, dijo Salbi, pero "lucha de una forma hermosa".

"Wadjda" no será estrenada en la gran pantalla en Arabia Saudí, pues en el país no hay cines, pero será transmitida por televisión y lanzada en DVD.

___

Jake Coyle está en Twitter como: http://twitter.com/jake_coyle