Los Pistons de Detroit despidieron el jueves al entrenador Lawrence Frank, otro timonel que fracasó en el intento de resucitar al otrora gigante de la NBA.

Detroit anunció la decisión un día después de cerrar la temporada de la NBA con una derrota ante Brooklyn, para dejar su récord de 29-53.

"Agradecemos a Lawrence por su trabajo y dedicación, pero creemos que lo mejor para el equipo es realizar un cambio", dijo en un comunicado el presidente del equipo, Joe Dumars. "Estas decisiones nunca son fáciles, y le deseamos a Lawrence lo mejor en el futuro".

Frank tuvo marca de 54-94 en dos temporadas con Detroit. El entrenador tomó las riendas del equipo antes de la abreviada campaña de 2011-12, y los Pistons no han podido regresar a la elite de la liga a pesar de tener algunos de los primeros turnos en el draft los tres últimos años.

Esta serán unas vacaciones importantes para los Pistons, que se deshicieron de veteranos como Ben Gordon y Tayshaun Prince en el último año, y tiene bastante dinero disponible en el tope salarial.

Detroit fue uno de los mejores equipos de la liga tras ganar el título en 2004, pero luego cayó de forma estrepitosa. Luego del despido de Flip Saunders en 2008, Michael Curry duró apenas una temporada en la banca y John Kuester dos.