El capitán de los Yanquis Derek Jeter salió de la sede de entrenamientos del equipo en Florida, donde cumplía la rehabilitación de una lesión en el tobillo, para someterse a pruebas médicas.

El manager Joe Girardi indicó el jueves que el examen fue imprevisto y que carecía de mayores detalles sobre la condición del torpedero de Nueva York.

Jeter se fracturó el tobillo en octubre pasado, durante el primer juego de la serie de campeonato de la Liga Americana. Apenas jugó durante la pretemporada y comenzó la campaña recuperándose en Tampa, Florida.