El 75 aniversario de Superman le ha dado a su humilde ciudad natal una nueva oportunidad para apoderarse del superhéroe.

Los admiradores esperan que el aniversario del jueves, que incluye la iluminación del ayuntamiento con los colores de Superman, aumente la fama de sus co-creadores Jerry Siegel y Joe Shuster.

La ciudad inaugurará el Día de Superman con una proclamación del alcalde y regalará un pastel de cumpleaños en la exposición de Superman en el aeropuerto.

El lanzamiento en junio de la más reciente película de Superman, "Man of Steel", también renovará el interés de sus admiradores. La película presenta un nuevo comienzo para el chico de Krypton, con Henry Cavill en el papel del niño que llega a la Tierra para convertirse en su protector.

Siegel y Shuster trabajaron en el personaje por años, justo cuando ocurría la Gran Depresión, antes de enviar a Superman a una editorial.

El Hombre de Acero se convirtió en una estrategia de impulso en la depresión económica para el equipo de Siegel y Shuster, según Brad Ricca, profesor en la Universidad Case Western que incluye clases sobre Superman en sus cursos.

"Se dieron cuenta que era su forma de salir adelante", dijo.

En su libro próximo a publicarse "Super Boys", Ricca dice que la historia de la creación de Superman se trata en general de su amistad: dos chicos en el barrio de Glenville en la ciudad soñando con la "fama, riqueza y chicas" en una época en la que esos sueños eran muy comunes por la dificultad económica.

Según Ricca, Siegel y Shuster también reflejaban la diversidad étnica de Cleveland: ambos eran hijos de inmigrantes judíos, pasaban momentos difíciles por la depresión económica y ansiaban hacer algo por su cuenta.

Superman vio la luz en Action Comics el 18 de abril de 1938.

Desde entonces el primer y más grande superhéroe ha aparecido en casi 1.000 Action Comics y ha evolucionado con las épocas, incluyendo una serie de radio de la década de 1940, una serie de televisión de los 50 y múltiples películas de Hollywood a lo largo de los años. El experto en cultura pop Charles Coletta en la Universidad Estatal de Bowling Green dijo que Superman es junto a George Washington y el Super Bowl uno de los mayores íconos estadounidenses.

Además de en la adversidad económica Siegel buscó inspiración en la biblioteca pública de Cleveland, otros comics y sus profesores de secundaria que nutrían su creatividad, dijo su hija Laura.

"El apoyo que recibió de sus maestros de inglés en el diario de la Secundaria de Glenville y su revista literaria le dieron a mi papá una confianza real en su talento", dijo Laura vía telefónica desde Los Angeles. Siegel dijo que planeaba viajar el jueves a Cleveland para el aniversario del personaje.

La historia de Superman comienza en la habitación de Siegel. Alguna vez contó que se le ocurrió la idea al ver las estrellas e imaginar a un héroe poderoso que protegía a los afligidos.

En la actualidad la casa de Siegel es fácil de reconocer en una calle donde se mezclan casas remodeladas y derruidas. Una gran "S'' roja de Superman adorna su cerca y un letrero dice que se trata de "la casa donde nació Superman".

Hattie Gray, de 61 años, quien se mudó a la casa hace casi 30 años sin conocer su historia se ha acostumbrado a los admiradores de Superman que llegan a ella para tratar de adentrarse en la historia de los cómics.

"Viene gente todo el tiempo, algunos desde lugares como Japón y Australia", dijo. "Es muy bonito vivir aquí".

El piso superior donde Siegel escribía todavía tiene la vista nocturna del cielo sobre el Lago Erie que inspiró a Siegel.

En cambio la casa de Shuster fue demolida y reemplazada por otra. Aunque la cerca de la nueva está adornada con páginas enormes de cómics de Superman.

En general no hay algo prominente que señale que Superman nació en Cleveland, a diferencia de la forma en la que la ciudad celebra su papel en la historia de la música con el Museo y Salón de la Fama del Rock and Roll.

El propietario de una tienda de comics, Markus Benn, cree que los admiradores del personaje quisieran verlo honrado en una escultura.

"No entiendo por qué no nos apropiamos de Superman en Cleveland", dijo. "¿Qué se me ocurre para una estatua de Superman? Debería estar en el centro, debería tener su escudo de águila, la clásica pose en la que está parado con el águila en su brazo".

Quizá la falta de notoriedad de Superman en Cleveland podría deberse al hecho de que Siegel y Shuster no buscaban promoción para ellos mismos y vendieron sus derechos de Superman muy pronto, según Mike Olszewski, un viejo presentador de Cleveland y presidente de la Sociedad Siegel & Shuster, organización sin fines de lucro.

El año pasado el cheque de 412 dólares que firmó DC Comics en 1938 para comprar Superman y otros trabajos creativos de Shuster y Siegel se vendió por 160.000 dólares en una subasta en internet.