La liga profesional de hockey de Estados Unidos pospuso el lunes el partido de los Bruins de Boston que se realizaría en el TD Garden por la noche debido a las explosiones en el maratón de Boston.

No se ha decidido la fecha para reponer el partido y por el momento no se canceló ningún otro partido en el país.

El béisbol de Grandes Ligas informó que no tenía planeado modificar las ceremonias en los estadios en conmemoración por el día de Jackie Robinson, primer pelotero de raza negra en actuar en las mayores. Pat Courtney, portavoz de Grandes Ligas, dijo que varios equipos planean realizar minutos de silencio.

El presidente de los Bruins, Cam Neely, que jugó para Boston durante mucho tiempo, dijo la suspensión del partido se realizó en consulta con funcionarios de la ciudad, estatales y de la liga. Dijo que las autoridades aún reúnen información y que "es vital tener todos los recursos disponibles para la investigación".

Dos bombas explotaron cerca de la línea de meta del maratón de Boston el lunes, dejando dos muertos y decenas de heridos mientras las autoridades enviaban a los espectadores heridos a recibir asistencia médica. Un funcionario de inteligencia del país dijo que fueron encontradas otras dos bombas cerca del lugar.

Los aficionados que llegaban temprano al TD Garden para el partido de los Bruins contra los Senators de Ottawa se toparon con la policía que aseguraba el área cercana al estadio y un edificio federal cercano.

Un policía afuera del estacionamiento para jugadores le decía a los aficionados que el partido se había cancelado: "necesitamos que salgan a salvo y rápido".

El partido de los Medias Rojas tenía alrededor de una hora de haber acabado cuando ocurrieron las detonaciones, que se pudieron escuchar en el estadio Fenway Park, que está a kilómetro y medio (una milla) del sitio de las explosiones.

Grandes Ligas calificó las explosiones de un "hecho horrible" y dijo que monitorean la situación.