El Festival de Cine de Tribeca arranca el miércoles y trae un puñado de documentales notables sobre iconoclastas cuya vitalidad verbosa apenas puede contenerse en 90 minutos.

Retratos de Elaine Stritch ("Elaine Stritch: Shoot Me"), Richard Pryor ("Richard Pryor: Omit the Logic") y Gore Vidal ("Gore Vidal: The United States of Amnesia") son algunos de los que se estrenarán en la 12 edición del festival. Entre otras cosas unas de las voces más urbanas, divertidas, inteligentes, descaradas e intransigentes de fines del siglo XX.

"Las cuatro palabras más hermosas en el idioma inglés: yo te lo dije", dice un envejecido Vidal en "The United States of Amnesia".

El Festival de Cine de Tribeca, con películas de todos los géneros, incontables alfombras rojas y otros ostentosos eventos, abrirá con una celebración a la banda de rock indie de Brooklyn The National, con un concierto y el documental "Mistaken for Strangers" de Tom Berninger, hermano del cantante principal, Matt Berninger. Diez días después, Tribeca cerrará con una edición restaurada de un clásico de uno de los fundadores del evento, en su 30 aniversario: "The King of Comedy", con Robert De Niro como un comediante obsesivo.

En medio, Tribeca tendrá algunos estrenos notables con caras conocidas ("Sunlight Jr.", una historia de amor con Naomi Watts y Matt Dillon del director de "Sherrybaby" Laurie Collyer; y "Almost Christmas", en la que Paul Rudd y Paul Giamatti interpretan a vendedores de árboles de Navidad) así como un número de cintas notables ya estrenadas en festivales previos ("Before Midnight", la más reciente historia de amor de la serie dirigida por Richard Linklater; la comedia poco convencional "Prince Avalanche" de David Gordon Green, y "Wadjda" de Haifaa Al-Mansour, el primer largometraje filmado completamente en Arabia Saudita y el primero rodado por una mujer).

Tribeca, que hace tres años lanzó una rama de distribución, siempre ha sido considerado como uno de los festivales más innovadores. Geoff Gilmore, director creativo de Tribeca Enterprises y jefe de programación junto con Frederic Boyer y Genna Terranova, desea verlo también como "el festival del futuro" con un "espectro de programación" que atraiga al público joven.

Entre otras cosas este año se agrega una categoría llamada Storyscapes que incluye varios proyectos interactivos y multimedia, y se exhibirá una hora de un nuevo videojuego de Sony PlayStation, "Beyond: Two Souls".

Pero la clase de documentales es una de las más fuertes jamás presentadas en Tribeca, con títulos que incluyen "Big Men", un estudio de una empresa petrolera en África Occidental de la directora de "Our Brand Is Crisis" Rachel Boynton, y "The Kill Team", de Dan Krauss, sobre un pelotón en Afganistán acusado de crímenes de guerra.

"Elaine Stritch: Shoot Me" promete ser uno de los más entretenidos, uno en el que la simple protagonista caminando por la calle es más cautivadora que cualquier efecto especial de Hollywood. El filme de Chiemi Karasawa captura a la gran estrella de Broadway ya octogenaria, contemplando retirarse e irse de Nueva York.

"Cuando le mostré una primera versión a un público, su reacción fue, 'No queremos oír a nadie más. No hay nada más entretenido que verla y escucharla a ella''', dijo Karasawa, cuyo filme contó con el astro Alec Baldwin como coproductor. "A esas alturas de la vida, cuando se está tan vivo, ese es el mejor material que uno puede usar".

Nicholas Wrathall, director del documental de Vidal, abordó su cinta de manera similar, consciente de que sus entrevistas al escritor de 86 años en su casa de Ravello, Italia eran algo muy valioso. El documental muestra al escritor como un apasionado defensor público de los ideales estadounidenses.

"Fue un gran privilegio y honor que él me haya permitido acercarme tanto, que me haya dado la oportunidad de entrevistarlo hacia el final de su vida", dijo Wrathall. "Estaba tan furioso en ese momento, cuando la administración de (George W.) Bush estaba en el poder. Él no podía creer que la gente no se pronunciara como él lo hacía".

Las preguntas sobre un legado son inevitables con este tipo de cintas. ¿Cómo quería Vidal que lo recordaran? "No podría importarme menos", dijo. En tanto Richard Pryor, quien murió en 2005, dijo en una entrevista televisada incluida en "Richard Pryor: Omit the Logic" de Marina Zenovich: "Quiero que la gente vea mi foto y se ría".

___

En Internet:

http://www.tribecafilm.com/festival/

___

Jake Coyle está en Twitter como http://twitter.com/jake_coyle