El lanzador de Dodgers de Los Angeles Zack Greinke fue sometido el sábado a una operación de 90 minutos para repararle la clavícula izquierda, una lesión que sufrió durante una pelea tumultuaria en un juego contra los Padres de San Diego.

Los Dodgers informaron en una declaración que le colocaron una lámina de metal para estabilizar el hueso fracturado. La operación estuvo a cargo de los doctores Itamurra y Neal ElAttrache en el Hospital White Memorial en Los Angeles.

Se espera que Greinke regrese al campo de juego en ocho semanas.

Don Mattingly, mánager de los Dodgers, anunció el sábado que el zurdo Chris Capuano ocupará el lugar de Greinke en la rotación y abrirá el martes contra San Diego en Los Angeles.