La campaña de los inmigrantes sin papeles que reclaman una reforma a las leyes de inmigración cuenta ahora con un documental de Davis Guggenheim, ganador de un Oscar, que relata las penurias de esa población.

Guggenheim dirigió el laureado filme de Al Gore sobre calentamiento global "Una verdad incómoda" y el documental de 2010 "Esperando a Superman", sobre el precario estado en que se encuentran las escuelas públicas de la nación.

Su nuevo esfuerzo, "The Dream is Now" (que quiere decir "El sueño es ahora"), sigue a jóvenes en Estados Unidos sin documentos para residir legalmente en este país, ansiosos por salir adelante pero paralizados por su situación legal.

José es un ingeniero mecánico que trabaja como obrero de la construcción por no poder ejercer la profesión que eligió. Ola espera llegar a ser una cirujana oncóloga pero teme la deportación, aun cuando está realizando sus estudios.

El filme de 30 minutos, financiado por la viuda del cofundador de Apple Steve Jobs, Laurene Powell Jobs, se presentó en el Congreso ante miembros de la Cámara de Representantes y el Senado a principios de esta semana y próximamente se exhibirá en universidades y otros sitios.

"Espero que la gente vea este filme, que les abrirá la mente sobre lo que realmente está en juego con la reforma de inmigración", dijo Guggenheim en una entrevista con The Associated Press. "Uno puede ver de primera mano lo que ocurrirá si no arreglamos este sistema roto que tenemos".

Powell Jobs encabeza la Emerson Collective, una organización no lucrativa que apoya la reforma de educación y otros esfuerzos. A través de su trabajo en el área de educación, conoció a jóvenes que viven en este país de manera ilegal que no podían progresar debido a su situación migratoria, y se interesó en sus historias, explicó Guggenheim.

Los jóvenes en el filme se beneficiarían del llamado DREAM Act, una legislación que le daría la ciudadanía a personas que llegaron de pequeños que cumplan con ciertos requisitos. El Congreso ha intentado sin éxito aprobar la medida, que se espera sea incorporada a un exhaustivo proyecto de ley sobre inmigración que negociadores bipartidistas del Senado publicarían la próxima semana.