Aldo De Nigris anotó un gol sobre el final del partido y el Monterrey se impuso 1-0 al Galaxy de Los Ángeles el miércoles por la noche, con lo que alcanzó un marcador global de 3-1 que le permitió clasificarse por tercer año consecutivo a la final de la Liga de Campeones de la CONCACAF, donde reeditará el duelo del año pasado ante Santos.

De Nigris lavó un par de fallas y tras un centro del argentino César Delgado marcó su gol a los 80 minutos por los Rayados, que la semana pasada dieron un gran paso hacia la final al vencer 2-1 a los estadounidenses.

Al igual que el año pasado, Monterrey se verá las caras con Santos, que el martes dejó fuera a los Sounders de Seattle.

De Nigris llegó a cuatro goles en este torneo por el Monterrey, que busca ser el primer equipo tricampeón en el torneo regional de clubes desde que Cruz Azul lo ganó entre 1969 y 1971.

El Galaxy, que fue campeón de la CONCACAF en el 2000, buscaba ser el primer finalista de la MLS desde que el Real Salt Lake avanzó hace un par de años.

En el primer tiempo, los mexicanos tuvieron dos oportunidades de gol pero su delantero De Nigris no pudo resolver a los 11 minutos, a centro del Walter Ayoví, ni a los 43, cuando el portero Carlo Cudicini contuvo su disparo.

La jugada más peligrosa de los estadounidenses vino a los 30, en una jugada de tiro de esquina en la que Omar González sacó un tiro que fue bien desviado por el portero Jonathan Orozco.

En la segunda parte, los locales tuvieron sus mejores llegadas. Primero, el argentino Neri Cardozo desperdició una a los 64 y su compatriota Delgado falló otra a los 72, con un disparo que se fue por encima de la portería.

Delgado lavó su error al mandar una diagonal retrasada para De Nigris, quien no tuvo problemas para conseguir una anotación con un disparo cruzado.