Los árbitros marcaron una interferencia a Jermaine O'Neal en el último disparo de James Harden y los Rockets de Houston vencieron 101-98 a los Suns de Phoenix el martes.

Harden anotó 33 puntos, el dominicano Francisco García metió 15 y Omer Asik empató una marca personal con 22 rebotes para los Rockets, que necesitaban una victoria y que Utah perdiera ante Oklahoma City para asegurar un lugar en playoffs.

En la última jugada, Harden agotó el reloj y disparó un triple por la banda. El balón rebotó en el aro y O'Neal lo desvió cuando bajaba, justo después de que sonara la chicharra.

Los árbitros conferenciaron en la cancha, revisaron la jugada y dictaminaron que era un enceste válido, desencadenando un alborotado festejo.

El argentino Luis Scola aportó 28 puntos, ocho rebotes y dos asistencias en 37:59 minutos con los Suns, que han perdido 10 encuentros consecutivos.