El viaje de Beyonce y Jay-Z a Cuba enfureció a dos políticos cubano-estadounidenses que exigen información sobre si la pareja tenía permiso para visitar el país comunista.

Los representantes federales por Florida, Ileana Ros-Lehtinen y Mario Díaz Balart, escribieron al Departamento del Tesoro expresando su alarma por el viaje. Ambos afirman representar a una comunidad que ha sido "profunda y personalmente afectada por las atrocidades del régimen de Castro".

"Las restricciones al turismo son medidas lógicas para evitar que los dólares estadounidenses apoyen un régimen asesino que se opone a los intereses de seguridad estadounidenses en cada oportunidad y que reprime sin piedad las más básicas libertades de expresión, asociación política y religión", dijeron los legisladores republicanos.

John Sullivan, vocero del Tesoro en Washington, dijo que no podía hacer declaraciones sobre permisos especiales. Agregó que la dependencia estaba trabajando para tener una respuesta a la carta de Ros-Lehtinen y Díaz Balart.

Beyonce y Jay-Z celebraron su quinto aniversario de bodas en La Habana la semana pasada. El sitio oficial CubaSi dijo que se trataba de un viaje turístico. Los artistas rechazaron hacer declaraciones a la prensa.

Los ciudadanos estadounidenses no tienen permitido viajar a Cuba por turismo, sólo pueden tener permisos para viajes académicos, religiosos, periodísticos o por intercambios culturales. Los permisos fueron reinstaurados bajo el gobierno de Obama y diseñados para impulsar a la sociedad civil y la independencia con respecto a las autoridades cubanas.

El gobierno volvió más exigentes los requisitos para obtener los permisos el año pasado cuando el senador republicano de origen cubano Marco Rubio criticó el programa como una pantalla para encubrir el turismo. Rubio se burló de grupos a los que se permitió viajar para actividades como aprender salsa o visitar el Ministerio Cubano de Cultura.

La Oficina de Control de Bienes Extranjeros del Tesoro emitió nuevos requisitos en mayo pasado en los que se pedía a los operadores de los viajes proporcionar información detallada sobre todos los aspectos del viaje.

El lunes Rubio escribió en Twitter que si Jay-Z quería conocer cómo es la vida en Cuba debió visitar al rapero disidente Angel Yunier Remon. Rubio terminó su mensaje con el hashtag "99problemasylosdictadoressonuno", en referencia a la canción de Jay-Z "99 Problems".

Durante su viaje, la pareja más famosa del R&B cenó en el legendario restaurante La Guarida y recorrió la zona colonial de La Habana Vieja. Iban acompañados por sus guardaespaldas y por decenas de admiradores. Beyonce posó para retratos con niños de primaria y Jay-Z fumó puros dos veces.

No todos los cubano-estadounidenses criticaron su viaje. El economista y analista Arturo López Levy, quien imparte clases en la Universidad de Denver, dijo que el viaje y el escándalo subsecuente eran una "llamada de atención para revisar la política estadounidense sobre Cuba con la inocencia de un adolescente".

___

Christine Armario está en Twitter como http://www.twitter.com/cearmario