Los estelares Kevin Garnett y Paul Pierce reaparecieron en la cancha tras recuperarse de lesiones y los Celtics de Boston dominaron a los Wizards de Washington gracias a Brandon Bass, el delantero de voz suave al que rara se le acredita la victoria.

Sin embargo, cuando está abierto, sus compañeros confían en que él puede anotar.

"Parece que siempre está en el sitio adecuado, disponible", dijo Pierce después que Bass anotó 20 puntos para encabezar a los Celtics hacia una victoria por 107-96 la noche del domingo. "Eso nos va a significar mucho si sigue jugando bien hacia los playoffs", agregó.

En los ocho partidos que Garnett se perdió por un tobillo izquierdo inflamado, Bass promedió 12,3 puntos, elevando su promedio a 8,3. El domingo, anotó 9 de 12 disparos y agregó seis rebotes.

"Simplemente es eficiente", dijo el entrenador de Boston, Doc Rivers. "En general, creo que está jugando increíblemente. Creo que ahora está en un momento maravilloso".

Garnett tuvo 12 puntos y seis rebotes en 24 minutos. Pierce terminó con 15 puntos en 30 minutos, luego de perderse la derrota del viernes ante los Cavaliers de Cleveland por una dolencia en el tobillo izquierdo.

"Las cosas fluyen mucho más suavemente cuando Kevin y Paul están ahí fuera, porque todo se ejecuta a través de ellos y todos los demás simplemente están recibiendo lo que ellos dan", dijo Bass. "Así que es mucho mejor cuando ellos están ahí fuera (en la cancha)", agregó.

Bass se quedó corto por dos puntos de su mayor producción de la campaña. Se destacó con sus ocho puntos en el tercer período, en el que Boston coló el 75% de sus tiros al aro y se despegaron 87-71.

Los Celtics siguen sin contar con el apoyo de Rajon Rondo y Jared Sullinger, ambos fuera de combate durante la temporada, pero apenas lograron su cuarta victoria en 12 partidos.

John Wall encabezó la anotación de Washington con 16 puntos, pero nunca llegó a la línea de tiros libres, en la que Boston superó a Washington 17-8. A.J. Price tuvo 15 puntos y Trevor Ariza agregó 14.

"Cuando no estamos jugando muy bien la defensiva es preciso que seamos capaces de hacer tiros", dijo Wall, "y nosotros tuvimos una noche difícil".

Los Wizards encestaron 44,5% de sus tiros, pero en la segunda mitad apenas concretaron 41,5%, mientras que los Celtics hicieron el 64,5%.

La victoria puso fin a una racha de cuatro partidos ante equipos débiles en los que los Celtics perdieron ante Minnesota, vencieron a Detroit, perdieron ante Cleveland y derrotaron a Washington. Cuando quedan cinco jornadas y los Celtics tratan de avanzar desde el séptimo lugar de la Conferencia del Este, el calendario de partidos se pone más difícil, con un partido en casa la noche del miércoles contra los Nets de Brooklyn, antes de un partido como visitantes el viernes contra el Heat de Miami.

Washington cayó a 7-31 como visitante, pero tiene 23-20 en general desde que Wall regresó a jugar tras una lesión en el hombro.

En otros partidos de la NBA del domingo: Nueva York 125, Oklahoma City 120; L.A. Clippers 109, L.A. Lakers 95; Memphis 89, Sacramento 87; Cleveland 91, Orlando 85; Detroit 99, Chicago 85; Utah 97, Golden State 90; Nueva Orleáns 95, Phoenix 92; y Dallas 96, Portland 91.