Rick Adelman se convirtió en el octavo entrenador en la historia de la NBA en llegar a 1.000 victorias el sábado luego que sus Timberwolves de Minnesota superaron 107-101 a los Pistons de Detroit.

Nikola Pekovic sumó 20 puntos y 13 rebotes, y el puertorriqueño J.J. Barea registró 20 puntos, seis asistencias y un rebote jugando poco más de 21 minutos por los Timberwolves, que rodearon a su entrenador de 66 años al momento en que terminó el partido. Adelman abrazó a su esposa, Mary Kay, y la besó tres veces mientras se proyectaba un video tributo en su honor.

Por Minnesota, el español Ricky Rubio terminó con 10 puntos, seis asistencias, cinco robos de balón y cinco rebotes en 31:56 minutos.

Su compatriota José Calderón aportó seis puntos, cuatro asistencias y dos rebotes en casi 27 minutos de acción por los Pistons.

Brandon Knight contribuyó con 25 puntos y Rodney Stuckey con 20 tantos y ocho rebotes por los Pistons, que han perdido 18 de sus últimos 21 partidos.