Cientos de inmigrantes y sus partidarios se manifestaron en Boston para presionar al Congreso federal a que apruebe una reforma integral a la inmigración, incluida una forma de obtener la ciudadanía para los 11 millones de extranjeros que viven en Estados Unidos sin permiso.

Los organizadores dicen que unos 800 inmigrantes, activistas comunitarios, representantes de grupos de trabajadores y líderes políticos se reunieron en el Faneuil Hall el sábado por la mañana. Luego caminaron hasta el cercano edificio federal que alberga al Servicio de Inmigración y Ciudadanía y el tribunal local de inmigración.

La senadora federal Elizabeth Warren y el representante federal Joseph Kennedy III se dirigieron a la multitud en Boston.

La actividad es una de las primeras de la iniciativa "Power Up for Citizenship", que se lanza en todo el país.

Hay actividades similares programadas en Nueva Inglaterra: en Nashua, Nueva Hampshire el sábado y en Providence, Rhode Island el domingo.