Orlando Bloom y Condola Rashad protagonizarán una versión moderna de "Romeo y Julieta" en Broadway, en la que se agregará a la tragedia de Shakespeare el elemento de las parejas interraciales.

"Queríamos evitar una versión clásica y pomposa de 'Romeo y Julieta''', dijo el director David Leveaux, cinco veces nominado al Tony. "Quité todos los tapices y chimeneas y los objetos lujosos que asociamos con las grandes producciones de Shakespeare y traté de hacerlo lo más austero posible".

Los productores dijeron el lunes que las funciones de preestreno en el Teatro Richard Rodgers comenzarán el 24 de agosto y el estreno está previsto para el 19 de septiembre. Los boletos saldrán a la venta el 8 de abril.

La producción también tendrá la actuación de Jayne Houdyshell, dos veces nominada al Tony, como la nodriza de Julieta, y Joe Morton, también nominado a la estatuilla, como el señor Capuleto, el padre de la joven. En la obra los Capuleto son negros y los Montesco blancos.

Leveaux subrayó que la idea de explorar las diferencias raciales entre las dos familias en guerra se dio naturalmente tras elegir a los actores principales.

"No quería crear un marco conceptual", dijo. "Al final de cuentas, si estás en la platea de un teatro en Broadway, o crees que esos dos están enamorados y comprometidos o la producción no logra su cometido".

Leveaux dijo que Bloom se ofreció para hacer el papel hace varios años a pesar de que el director le dijera que había maneras más sencillas de debutar en Broadway. Bloom había intentado entrar a la Royal Shakespeare Company de Londres, pero lo convencieron de que filmara "El señor de los anillos".

"Me quedé tan fascinado por su pasión y su amor por este idioma que pensé, 'Así es, parece que es nuestro Romeo", dijo Leveaux.

Leveaux, entre cuyos créditos destaca el musical de "Nine" con el español Antonio Banderas y "Cyrano de Bergerac" con Kevin Kline, encontró a su Julieta tras ver "Stick Fly" en Broadway y notar inmediatamente a la "luminosa" Rashad, quien interpretaba en esa obra a una sirvienta.

Ambos comenzaron a trabajar juntos y el director estaba embelesado: "Esa combinación de ingenio y corazón, que es lo que necesitas en una Julieta, me parecía irresistible".

Leveaux logró reunir a la pareja en por primera vez en Los Angeles hace unos meses para descubrir si podrían sacarse chispas y actuar la famosa escena del balcón del segundo acto.

"El primer diálogo que salió de la boca de Condola hizo que Orlando riera", dijo. "Lo vi a él y era como ver a la celebridad despojarse de su armadura y rendirse a los pies de la chica. Y pensé, 'asunto arreglado'''.

Tras la elección de los protagonistas, para Leveaux era evidente que los padres de Julieta debían ser de raza negra y los de Bloom blancos.

"Romeo y Julieta" es una obra con un ritmo rápido y apremiante en la que ambas familias no pueden esconder su barbarie, dice Leveaux. Por eso quería hacer las cosas tan simples como fuera posible y está tentado a cubrir el escenario con arena y prenderle fuego.

"Así es como debería sentirse esta producción, se debería sentir como fuego sobre la arena", dijo Leveaux, quien alguna vez hizo "Electra" de Sófocles con Zoe Wanamaker cubriendo el escenario con tierra. "Para hacerlo moderno, teníamos que hacer cosas primitivas".

Esta sería la primera producción de "Romeo y Julieta" en Broadway desde que Paul Ryan Rudd y Pamela Payton-Wright interpretaran a los trágicos amantes en 1977 en una producción de Circle in the Square. Otros que han interpretado la obra en Broadway son Claire Bloom, John Neville, Vivien Leigh y Laurence Olivier.

El nuevo montaje se presentará antes de otra producción de la obra en Nueva York. La compañía Classic Stage encabezará su versión con Elizabeth Olsen la próxima temporada.

___

Mark Kennedy está en Twitter como http://twitter.com/KennedyTwits