Adam Wainwright y los Cardenales de San Luis firmaron el jueves una extensión de contrato por cinco años y 97,5 millones de dólares.

El pacto vincula al pitcher con los Cardenales hasta 2018.

"Usualmente no me quedo sin palabras, pero la ciudad de San Luis significa tanto para mí, que me costó un poco expresarme", señaló Wainwright.

Se trata del mayor contrato para un lanzador en la historia del equipo, y aumenta su salario garantizado hasta 109,5 millones en las seis próximas temporadas.

"Siento que mi corazón está en San Luis", indicó el derecho, rodeado por familiares, compañeros y miembros de la plana mayor de los Cardenales. "Me encanta aquí. Me encanta manejar al estadio y ver el arco, manejar y ver el increíble estadio Busch. Es un placer trabajar allí todos los días y es algo que siempre me sorprende y me hace sentir bendito".

Wainwright se podía convertir en agente libre después de la Serie Mundial. Recibirá 12 millones de dólares este año bajo su contrato previo, y el nuevo pacto anunciado el jueves le pagará 19,5 millones en cada uno de los próximos cinco años.

El as de 31 años tuvo marca de 14-13, con 3.94 de efectividad, en 2012, luego de perderse la temporada de 2011 por una cirugía del codo.

Wainwright tuvo récord de 20-11, con 2.42 de efectividad, en 2010. En su carrera en las mayores, acumula récord de 80-48 con 3.15 de efectividad.

"Adam representa todo lo que los Cardenales buscamos en un jugador", expresó el director ejecutivo del equipo, Bill DeWitt Jr. "Es un pitcher de élite, con una tremenda ética de trabajo, es un gran compañero y un líder, un jugador para ganar campeonatos".