Los recortes al gasto público federal de Estados Unidos podrían frenar los avances en los esfuerzos de empresas comerciales por enviar naves al espacio, advirtió el jueves el director de la NASA.

Charles Bolden dijo lo anterior dos días después de que la cápsula Dragon de la empresa SpaceX acuatizó en el Pacífico luego de un viaje a la Estación Espacial Internacional para proporcionarle suministros.

El directivo indicó que este año fiscal no hay un impacto significativo en el programa espacial comercial, pero más adelante los recortes automáticos al presupuesto federal podrían afectar la cantidad de proyectos que pudiera delegar la agencia espacial a compañías privadas. En momentos en que los transbordadores han sido enviados a museos, la NASA se está apoyando en el capital privado para transportar carga y posteriormente astronautas al laboratorio orbital.

El viaje más reciente de una nave de SpaceX inició con un problema mecánico. Su director Elon Musk dice que los ingenieros han encontrado la causa y que el percance no volverá a ocurrir.