La cápsula SpaceX Dragon regresó a la Tierra el martes con un cargamento de material científico tras haber estado acoplada dos semanas a la estación espacial.

La nave de carga, de propiedad privada, amerizó en el Pacífico frente a la costa de Baja California, en México, cinco horas después de abandonar la estación espacial. La empresa californiana SpaceX confirmó la llegada del Dragon vía Twitter.

La cápsula trajo de vuelta más de una tonelada de material científico y experimentos. Es la única aeronave de abastecimiento capaz de hacer vuelos de ida y vuelta. La NASA pagó a SpaceX más de 1.000 millones de dólares por una decena de vuelos de abastecimiento.

La cápsula no tripulada será enviada a Los Angeles — donde llegará el miércoles por la noche — y luego por camión a Texas para su descarga.

Horas antes, los astronautas soltaron la cápsula no tripulada del brazo mecánico de la estación. El suceso, a una altura de 400 kilómetros (250 millas) fue un suceso emocionante para los tres astronautas de la estación espacial, que tres semanas antes habían capturado al Dragon.

"Da pena ver partir al Dragon", dijo el astronauta Thomas Marshburn a la Misión de Control. "Funcionó de maravilla. Le deseo el mejor de los amerizajes hoy".

The Dragon usó paracaídas de la NASA para amerizar, y según la empresa funcionaron bien.

SpaceX lanzó la cápsula desde Cabo Cañaveral a principios de marzo.

Las condiciones meteorológicas adversas en el Pacífico obligaron a mantenerlo en órbita un día más.

Material anticuado y otros pertrechos en el Dragon serán retirados por SpaceX en McGregor, Texas, más de una tonelada — 2.,668 libras — fue cargada en la cápsula.

SpaceX — Space Exploration Technologies Corp. — es regentada por el multimillonario Elon Musk, que hizo fortuna como uno de los creadores de la empresa de pagos de servicios por internet PayPal. Es además propietario de la empresa de coches eléctricos Tesla Motors.

Fue el segundo vuelo de un Dragon a la estación especial bajo un contrato de 1.600 millones de dólares con la NASA, y la tercera entrega de material del SpaceX. El próximo vuelo tendrá lugar en el cuarto trimestre.

SpaceX es la única aeronave capaz de traer de regreso bienes. Las demás arden al volver a entrar en la atmósfera.

Ya que los transbordadores espaciales son ahora piezas de museo, la NASA paga a Rusia para que lleve al espacio a los astronautas estadounidenses hasta que SpaceX u otra empresa norteamericana ofrezca naves para hacerlo. Musk cree que ocurrirá en el 2015 con un Dragon modificado.