Un inmigrante dominicano de 44 años, dueño de una pequeña tienda de comestibles, ganó el premio gordo de la lotería Powerball y dijo a los reporteros que estaba muy contento y que lo primero que hará será ayudar a su familia.

Varios medios de prensa estaban el lunes en la licorería de Nueva Jersey donde se vendió el boleto, cuando Pedro Quezada entró. Los medios reportan que el dueño validó el boleto de Quezada como el ganador.

Por su parte, la Lotería de Nueva Jersey confirmó que el boleto ganador se validó en la licorería.

Si el hombre decide recibir un pago único, serían 221 millones de dólares, o unos 152 millones de dólares después de pagar los impuestos correspondientes. Es el cuarto mayor premio pagado en la historia del Powerball.

Quezada dijo a los reporteros que su primera prioridad será ayudar a su familia.

Su esposa, Inés Sánchez, declaró al periódico Bergen Record que Quezada la llamó el lunes por la tarde para darle la noticia.

"Todavía no lo puedo creer", dijo la mujer. "Nunca lo esperamos, pero damos gracias a Dios".

El apartamento de la familia está en Passaic, parte de los suburbios de clase obrera cercanos a la ciudad de Nueva York. Varios vecinos estaban afuera bajo la lluvia el lunes por la noche y hablaron con orgullo de que a uno de los suyos le hubiera tocado la suerte.

"Él trabajaba muy duro, a veces desde las seis de la mañana hasta las 11 de la noche, así que yo tampoco le veía mucho", comentó José González, un vecino dominicano de Quezada. "Estoy muy contento por él".

González, de 45 años, dijo que los domingos de verano juega a dominó con Quezada y bebe cerveza con él en barbacoas que reúnen a varios vecinos de la calle School, donde ambos viven.

"No sé desde hace cuánto tiempo vive aquí, pero lo conozco desde hace al menos 15 años", dijo González.

Alberto Liranzo, otro dominicano que vive en el mismo edificio que Quezada, dijo que el ganador de la lotería tiene cinco hijos. El dato no pudo ser confirmado.

Eladia Vázquez describió a Quezada y a su esposa como "tranquilos" y dijo que "no hablaban mucho", pero que pensaba que parecían estar trabajando todo el tiempo.

"Esto es muy bueno para todos nosotros en esta cuadra", dijo. "Se lo merecen porque son gente muy trabajadora".

Richard Delgado, que vive a una calle del edificio de Quezada, dijo que el hombre "trabaja duro, como todos nosotros aquí. Todos tenemos que levantarnos por la mañana para ir a trabajar".

El Powerball se juega en 42 estados, Washington, D.C y las Islas Vírgenes estadounidenses. Las probabilidades de acertar los cinco número el dígito del Powerball se aproximadamente 1 en 175 millones.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino

Agréganos en facebook.com/foxnewslatino