Los mejores del mundo acudieron a ver si Miami podría hacerlo de nuevo. Allí estuvieron Novak Djokovic, el primer clasificado del tenis varonil. Wladimir Klitschko, el rey del peso pesado del boxeo mundial. Rory McIlroy, quien se colocó en la cima de la clasificación del golf durante al menos una noche más.

Y los tres gozaron del espectáculo.

El Heat de Miami ganó el domingo su 26to partido consecutivo al derrotar 109-77 a los Bobcats de Charlotte. LeBron James sumó 32 puntos, 10 asistencias y ocho rebotes.

"Creo que es un honor que varios de los grandes de otros deportes vengan a vernos jugar ", dijo James, quien tuvo 11 de 14 desde el campo en otra actuación quirúrgica. "Uno trata de causar una buena impresión en ellos, como equipo y como individuos, por supuesto. Así que fue genial tenerlos en el foro, sin duda".

Chris Bosh y Norris Cole aportaron 15 puntos cada uno para el Heat, que jugó sin Dwyane Wade debido a que presentó dolor en la rodilla derecha, pero el equipo cree que es algo menor. El Heat ahora está a siete triunfos de empatar la marca de la NBA que los Lakers de Los Ángeles impusieron en 1971-1972, de 33 triunfos consecutivos.

El espectáculo inicia ahora una gira de cuatro partidos que comienza el lunes en Orlando. El Heat también visitará Chicago, Nueva Orleáns y San Antonio. El Heat comenzará ese recorrido con dos juegos y medio adelante de San Antonio en la carrera por el mejor récord de la NBA.

Charlotte iba ganando por 11 al comienzo del partido y por cinco en el tercer periodo, pero dos enormes acelerones de Miami fueron más que suficientes para ponerse en ventaja. El Heat utilizó una andanada de 31-6 en la primera mitad para eliminar el déficit, en tanto que un bombardeo de 26-5 en la segunda mitad finalizó el trabajo.

"Fue una victoria profesional y obviamente teníamos un montón de jugadores de refuerzo, jugadores que no habían estado recibiendo minutos regulares", dijo el entrenador del Heat Erik Spoelstra. "Es bueno ver eso, porque lo vamos a necesitar... Buena victoria de equipo".

Kemba Walker fue el mejor de Charlotte con 20 puntos y Gerald Henderson agregó 18. Charlotte terminó la noche con 5 de 25 desde la línea de los tres puntos, mientras que el Heat tuvo 13 de 30 detrás del arco.

En Sacramento, California, los 76ers de Filadelfia finalmente rompieron su racha perdedora más larga en más de 25 años al ganar 117-103 el domingo ante los Kings de Sacramento.

Después de comenzar el año con una victoria fuera de casa contra los Lakers de Los Ángeles, los 76ers de Filadelfia no podían imaginar pasar los próximos tres meses y medio sin una nueva victoria, pero eso es precisamente lo que sucedió con los Sixers, que tuvieron que esperar 82 días y soportar 15 derrotas consecutivas antes de volver a ganar como visitantes. Dorell Wright encestó seis tiros de tres puntos y en total tuvo 22 tantos, mientras que Jrue Holiday agregó 21 para los Sixers.

El pivote de Filadelfia Spencer Hawes sabía que suele pasar mucho tiempo entre las victorias como visitantes, pero ¿82 días? No tenía la menor idea que eso sería posible. "Es bueno quitarnos esto finalmente del camino".

Fue una exhibición extraordinaria de explosividad ofensiva para los Sixers, que llegaron al partido como los últimos de la NBA con un promedio menor a 93 puntos por partido. Tenían 91 cuando comenzó el cuarto periodo y tiraron 49% para acabar con su mala serie de 15 partidos perdidos como visitantes. Vencieron a los Kings por quinta ocasión consecutiva en Sacramento.

La última victoria de los 76ers como visitantes fue en Año Nuevo contra los Lakers de Los Ángeles. La racha perdedora de Filadelfia como visitante fue la más larga desde que el equipo perdió 20 seguidos del 28 de diciembre de 1987 al 4 de marzo de 1988.

Isaiah Thomas tuvo 25 puntos, Marcus Thornton 22 y Tyreke Evans tuvo 19 tantos y ocho asistencias a favor de Kings, que antes habían ganado tres partidos seguidos en casa. Patrick Patterson encestó 12 puntos.

En otros partidos del domingo, Atlanta 104, Milwaukee 99; Houston 96, San Antonio 95; Chicago 104, Minnesota 97; Oklahoma City 103, Portland 83; Dallas 113, Utah 108; y Brooklyn 102, Phoenix 100.