Dorell Wright encestó seis tiros de tres puntos y en total tuvo 22 tantos, Jrue Holiday agregó 21 y los 76ers de Filadelfia rompieron su racha perdedora más larga en más de 25 años al ganar 117-103 el domingo ante los Kings de Sacramento.

Fue una exhibición extraordinaria de explosividad ofensiva para los Sixers, que llegaron al partido como los últimos de la NBA con un promedio menor a 93 puntos por partido. Tenían 91 cuando comenzó el cuarto periodo y tiraron 49% para acabar con su mala serie de 15 partidos perdidos como visitantes. Vencieron a los Kings por quinta ocasión consecutiva en Sacramento.

La última victoria de los 76ers como visitantes fue en Año Nuevo contra los Lakers de Los Ángeles. La racha perdedora de Filadelfia como visitante fue la más larga desde que el equipo perdió 20 seguidos del 28 de diciembre de 1987 al 4 de marzo de 1988.

Isaiah Thomas tuvo 25 puntos, Marcus Thornton 22 y Tyreke Evans tuvo 19 tantos y ocho asistencias a favor de Kings, que antes habían ganado tres partidos seguidos en casa. Patrick Patterson encestó 12 puntos.