El tres veces campeón defensor de Fórmula Uno Sebastian Vettel superó a su compañero de Red Bull Mark Webber y ganó el domingo el Gran Premio de Malasia.

Vettel, quien a principios de la carrera se quejó con los directivos del equipo por el ritmo lento de Webber, superó al australiano durante gran parte de la carrera, y sus automóviles casi se tocaron mientras el alemán tomó la delantera en la vuelta 46 para su 27ma. victoria.

Mercedes continuó su carrera sorprendente, con el campeón de 2008 Lewis Hamilton asegurando el tercer lugar por delante de su compañero de equipo Nico Rosberg.

Fue un día desastroso para Fernando Alonso, de Ferrari, quien debió abandonar la carrera en la segunda vuelta tras dañar su alerón delantero cuando chocó contra Vettel una vuelta antes.