Un empate inesperado (1-1) con Finlandia frenó a España y dio ventaja a Francia, ganadora ante Georgia (3-1), en el pulso entre ambos por el acceso directo al Mundial, antes del decisivo duelo del martes en Saint Denis, en una jornada en la que Alemania, Holanda e Inglaterra solventaron sus choques con goleadas.

La actual campeona del mundo y de Europa está obligada a ganar dentro de cuatro días en París. Cualquier otro resultado le dejará contra las cuerdas, prácticamente sin posibilidades, de ocupar la primera posición del grupo I, ahora en manos de la selección gala, que encara con dos puntos de renta el enfrentamiento entre ambos.

El exceso de confianza castigó a España con un 1-1 con Finlandia, en el fondo de la tabla en su visita al estadio de El Molinón de Gijón, pero que sumó un punto con un planteamiento defensivo y un contragolpe, ya en el minuto 79, culminado por Pukki. Antes había marcado Sergio Ramos (m. 49), en su partido cien como internacional.

Mala noticia para la 'Roja', que chocó contra el fortín de jugadores en su área de la selección finlandesa, y buenísima para Francia, que cumplió su misión ante Georgia: Olivier Giroud, antes del descanso, y Mathieu Valbuena y Franck Ribery, en el segundo tiempo, firmaron la victoria del equipo de Didier Deschamps (3-1).

Ni España ni Francia han perdido en la fase de clasificación para Brasil 2014. Tampoco Alemania, con trece puntos de quince posibles y al frente del grupo C, tras superar con facilidad a Kazajistán (0-3), con el madridista Mesut Ozil como doble asistente y con Bastian Schwensteiger, Mario Gotze y Thomas Muller como goleadores.

Holanda lo ha ganado todo en el grupo D: cinco partidos, cinco victorias. Rafael Van der Vaart, Robin Van Persie y Ruben Schaken marcaron los tres goles ante Estonia y consolidaron la primera plaza de su selección, ya con cinco puntos sobre Hungría y Rumanía, que empataron (2-2) a puerta cerrada en Budapest, y nueve sobre Turquía, que ganó en Andorra (0-2), con un gol incluido de Burak Yilmaz.

Tampoco pierde Inglaterra. Tres victorias, la última hoy con una goleada escandalosa sobre San Marino (0-8), y dos empates presenta en las cinco jornadas jugadas, aún insuficientes para gobernar el grupo H. Todavía está a dos puntos de Montenegro, que se impuso por 0-1 en su visita a Moldavia.

Portugal, en cambio, aún no convence en el grupo F, dominado por Rusia, que afrontará su partido de mañana con Irlanda del Norte, aplazado hoy por la nieve, con cuatro puntos sobre Israel y la selección lusa, que dieron un paso atrás en su persecución del líder con un 3-3 en Ramat Gan, donde Fabio Coentrao protagonizó el empate.

Un gol en el minuto 93 del lateral del Real Madrid evitó el fracaso de Portugal, que igualó un 3-1 en los últimos 20 minutos por medio de Coentrao y Helder Postiga. Cristiano Ronaldo, que jugó todo el partido, vio una amarilla que le impedirá jugar el próximo martes en Azerbaiyán; Tomer Hemed anotó uno de los tres goles de Israel.

Más prometedor parece el futuro en la competición de Bosnia, que reforzó su liderato en el grupo G con un 3-1 ante Grecia, su principal adversario por el pase, con dos goles de Edin Dzeko y uno de Vedad Ibisevic. Entre los dos han marcado trece de los dieciocho goles de su equipo en la fase de clasificación para Brasil 2014.

El A continúa muy equilibrado en cabeza. Bélgica, con Thibaut Courtois como titular en la portería y que doblegó a Macedonia por 0-2 con tantos de Kevin De Bruyne y Eden Hazard, y Croacia, con Ivan Rakitic y Luka Modric como centrocampistas y Mario Mandzukic e Ivica Olic como goleadores ante Serbia (2-0), están igualados arriba.

En el B, el descanso competitivo de Italia, que empató a dos el jueves en un amistoso con Brasil, lo aprovechó Bulgaria. El equipo entrenado por Luboslav Penev, segundo, arrolló a Malta (6-0), con tres goles de Alexandar Tonev. Por contra, la República Checa se alejó del Mundial con una derrota inapelable ante Dinamarca (0-3).

En el E, Albania e Islandia se confirman como las alternativas a Suiza, que visita mañana a Chipre, tras imponerse, respectivamente, en sus visitas a Noruega (0-1), con un tanto de Sahili, y Eslovenia (1-2), con dos dianas del futbolista del Tottenham Gylfi Sigurdsson.