Alemania visitará mañana a la modesta Kazajistán en partido de la fase de clasificación para el Mundial de Brasil 2014, un compromiso sobre el papel bastante fácil para el cuadro de Joachim Löw en el que otra cosa que no sea una victoria será una auténtica sorpresa.

Lógicamente, Löw admitió que en el camino hacia Brasil 2014 ganar los seis puntos de los dos partidos contra Kazajistán están en sus cuentas.

Las preocupaciones alemanas tienen más que ver con la diferencia horaria, de cinco horas, y con el césped artificial en el que se jugará el partido.

Con respecto a lo primero, la decisión fue, al igual que en otras ocasiones, mantener el ritmo horario alemán, es decir, vivir como si fuera cinco horas más temprano. Por eso, el defensa Per Mertesacker indicó que espera que las cortinas del hotel sean lo suficientemente oscuras.

En lo personal, Alemania llega al partido con las bajas de los centrales Matas Hummels, por una lesión de ligamentos en el tobillo, y Holger Badstuber, todavía afectado por una rotura de ligamentos en la rodilla que le tiene mucho tiempo alejado de las canchas.

Por ello, todo apunta a que la pareja de centrales estará formada por Mertesacker y Jerome Boateng. En los laterales se espera la presencia de los dos jugadores habituales, el capitán Philipp Lahm por la derecha y Marcel Schmelzer por la izquierda, y en la portería debería estar Manuel Neuer.

En el centro del campo la baja por sanción de Marco Reus será cubierta muy probablemente por Lukas Podolski, mientras que en el ataque hay muchos indicios de que Löw prescindirá de un nueve clásico -el único convocado para esa posición es Mario Gómez- para situar al joven Mario Götze.

Löw indicó repetidas veces que ante rivales que tienden a encerrarse en su propia área puede ser mejor renunciar a un ariete clásico y apostar por un jugador con mayor movilidad y mayor agilidad que ayude a crear agujeros en la defensa contraria.

Además, el hecho de que, ante la baja por lesión de Miroslav Klose Löw no haya convocado a ningún otro jugador para esa posición, hace pensar que intentará otra vez el experimento de jugar sin nueve, que ya probó en un amistoso contra Holanda y en parte de otro contra Francia.

Alineaciones probables:

Kazajistán: Sidelnikov; Engel, Logvinenko, Dmitrenko, Kirov; Nurdauletov, Bogdanov; Konysbajev, Chairullin, Schmidtgal; y Ostapenko.

Alemania: Neuer; Lahm, Mertesacker, Boateng, Schmelzer; Khedira, Schweinsteiger; Müller, Özil, Podolski; y Götze.

Arbitro: Anastassios Kakos (Grecia)

Estadio: Astana Arena.