Al menos una vez por la semana, más de tres cuartas partes de los médicos en Gran Bretaña prescriben tratamientos que posiblemente saben que no funcionarán, como medicamentos de baja dosis, vitaminas, suplementos nutritivos o exámenes innecesarios, de acuerdo con un nuevo sondeo.

Este uso de tratamientos placebo contradice directamente el consejo de la Asociación Médica Británica, que no los considera éticos.

Los investigadores dijeron que los hallazgos rebelan una práctica común entre los médicos y debe utilizarse para cambiar las directrices oficiales sobre el uso de placebos. Los médicos sondeados reconocieron haberlos recetado para inducir un "efecto placebo" para infundir seguridad a los pacientes o porque éstos presionaron para tener un tratamiento.

"Para las autoridades, poner su cabeza bajo la arena y pretender que los tratamientos placebo no se dan, no ayuda en nada", dijo Jeremy Howick, de la Universidad de Oxford y uno de los autores del estudio. El sondeo fue publicado el miércoles en la edición de internet de PLoS One. "Necesitamos pensar en formas de maximizar los beneficios de utilizar placebos", agregó.

Howick y sus colegas utilizaron un sondeo por internet que recibió 783 respuestas. La muestra se sacó de una lista que incluía 71% de todos los médicos registrados en el Consejo Médico General, el organismo rector de la profesión en el Reino Unido.

En el sondeo se les preguntó a los galenos si algunas veces habían utilizado verdaderos placebos, como píldoras de azúcar y otro tipo de tratamientos falsos que no afectaran la condición de los pacientes, o exámenes no esenciales que incluyeran pruebas de sangre y rayos X. Casi todos los médicos (97 reportaron haber utilizado algún tipo de tratamiento así al menos una vez, mientras que 12% reconoció haber utilizado píldoras falsas.

Casi 77% de los médicos dijo que utilizaba algún tipo de tratamiento placebo cada semana, más de 80% de ellos consideró que su uso en algunas circunstancias es ético.

Los tratamientos de efecto placebo incluían exámenes físicos no necesarios, inyecciones en articulaciones, terapia física, píldoras de menta para una garganta adolorida y antibióticos para infecciones, que no serían efectivos.

El doctor Tony Calland, presidente del Comité de Etica de la Asociación Médica Británica, se dijo decepcionado por los hallazgos. "Recetar algo que sabes que no tiene valor, no es ético".

Un estudio anterior encontró que la mitad de los médicos en Estados Unidos recetan regularmente a sus pacientes tratamientos que posiblemente no les servirán, y la misma práctica se ha reportado en países como Canadá, Dinamarca y Suiza.

____

En internet:

http://dx.plos.org/10.1371/journal.pone.0058247