Un jurado recomendó el miércoles la pena de muerte para un autoproclamado predicador callejero a quien se halló culpable por la muerte de tres hombres atraídos por falsas ofertas de trabajo publicadas en la página de internet Craigslist.

El mismo jurado que declaró culpable a Richard Beasley hizo la recomendación después de escuchar a su madre y a otros que testificaron a su favor en la fase penal de su juicio. El juez dictará la sentencia el martes.

Familiares de las víctimas se abrazaron al momento en que la recomendación era anunciada. Beasley bajó su cabeza mientras su madre lloraba.

Beasley, de 53 años, fue hallado culpable de hacer equipo con un adolescente en 2011 a fin de atraer a hombres con ofertas de empleos en granjas en el sureste de Ohio y asaltarlos. Tres hombres murieron mientras que un cuarto resultó herido y testificó en el juicio contra Beasley.

El coacusado, que tenía 16 años al momento de los asesinatos, era demasiado joven como para enfrentar la pena de muerte. El año pasado, Brogan Rafferty recibió cadena perpetua sin posibilidad de obtener libertad bajo palabra.

Los asesinados fueron Ralph Geiger, de 56 años; David Pauley, de 51, y Timothy Kern, de 47. Los tres eran hombres que habían tocado fondo y buscaban un nuevo comienzo en sus vidas, de acuerdo con lo señalado varias veces por los fiscales durante el juicio.

En los argumentos de cierre, ambas partes subrayaron la cadena perpetua de Rafferty en contraste con una posible pena de muerte para Beasley. La defensa indicó que esa cuestión debería ser factor en las deliberaciones del jurado, pero la fiscalía consideró que eso no era un tema de controversia dado que, debido a la edad de Rafferty, por ley se descartó la pena de muerte como una opción.

El jurado debatió el caso de Beasley después de escuchar por dos horas las declaraciones de testigos, incluyendo la madre de Beasley, quien lo describió como una persona compasiva y pidió indulgencia.

Carol Beasley testificó que su hijo tuvo una infancia problemática y había sufrido abuso físico de su padrastro. La mujer agregó que en el último año se enteró que su hijo había sufrido abuso sexual cometido por jóvenes vecinos.

Una de las víctimas de Beasley fue asesinada cerca de Akron y las otras en una granja del sureste de Ohio durante entrevistas falsas de empleo.