El pelotero dominicano dominicano Rafael Furcal, de los Cardenales de San Luis, hizo una primera visita a los campos de entrenamiento desde que fue intervenido quirúrgicamente para un reemplazo de ligamento de codo la semana pasada.

Aunque no quiso hablar mucho con los medios de comunicación, Furcal dijo que "me encuentro en buen estado de todo, tanto anímicamente como físicamente, sólo debo cumplir con mi rehabilitación, y todo seguirá igual".

"Es una rehabilitación lenta, pero no quiero apresurar las cosas para evitar una recaída, así que lo haremos poco a poco para volver a estar en mi mejor forma", dijo.

Furcal se lesionó el codo al final de la temporada pasada e inicialmente tenía esperanza de que la rehabilitación entre las campañas evitara la cirugía, pero no fue posible.

Debido a que no pudo lanzar al ciento por ciento en el campamento de entrenamiento, decidió operarse, y ahora planea hacer la rehabilitación en el sur de Florida.