La banda de rock Thirty Seconds to Mars quería que el anuncio de su nuevo disco fuera algo extraterrestre. Y así fue el estreno de su primer sencillo.

"Up in the Air" fue enviado a la Estación Espacial Internacional para ser tocado de forma exclusiva el lunes. La Tierra tendrá que esperar hasta el martes para conocerlo.

Y su nuevo álbum "Love Lust Faith + Dreams", estará disponible a partir del 21 de mayo.

Un disco compacto con la canción fue lanzado, literalmente, en un cohete Falcon 9 desde Cabo Cañaveral, Florida, donde la banda presenció el despegue el 1 de marzo.

"Fue increíble ver cómo se elevaba", dijo el vocalista Jared Leto en una entrevista reciente. "El ruido y el brillo eran muy impresionantes a pesar de que estábamos a una milla (1,6 kilómetros) de distancia".

Leto dijo que el reto de enviar al espacio el disco con la canción fue menor en comparación con la demanda por 30 millones de dólares que les interpuso EMI cuando el grupo trabajaba en "This Is War", lanzado en 2009, el cual vendió más de 500.000 copias. La banda también realizó una intensa gira internacional para promover el disco.

"El disco pasado era el fin de una época. Hubo una batalla y una guerra que peleamos. Este se trata de un nuevo comienzo", dijo el cantante y actor de 41 años.

El nuevo sencillo "tiene que ver con llegar a un punto en tu vida donde estás listo para dejar atrás el pasado, adoptar el cambio y convertirte en algo más parecido a lo que eres en verdad", dijo Leto.

La demanda se resolvió y el grupo ha seguido trabajando con EMI. Leto dijo que el estreno del sencillo fuera de este mundo venía muy al caso después de que les quitaron de encima el enorme peso de la demanda, aunque enviar el CD al espacio tampoco fue pan comido.

"Lo más valioso no es sencillo. Pienso en un montón de cosas increíbles que implican un reto tremendo, una cantidad enorme de dificultad, y creo que esta era una de esas cosas", dijo.

Leto agregó que escribió y grabó más de 70 canciones antes de definir las 12 que se quedarían en el nuevo disco.

"Mis canciones se deben sentir como amantes despechadas porque suelo abandonarlas", dijo. "Pero eso se siente mejor a ser demandado".

EMI demandó al grupo en 2008 por incumplimiento de contrato.

"Esa demanda de 30 millones en esa batalla era muy real, no era sólo un titular. Era algo en lo que pensábamos a cada momento del día, como un peso sobre nosotros. Y no es sólo el hecho de que perdiéramos y le debiéramos a la empresa 30 millones, sino que tendríamos nuestra vida creativa sentenciada", dijo Leto.

En el documental "Artifact" se relata la producción del tercer álbum del grupo.

"La película critica mucho a la industria discográfica, pero yo no soy antindustria discográfica, soy anticodicia, anticorrupción", dijo Leto. "Soy proartsta, creo que todos pueden ganar. No tienen que robarse entre sí para lograrlo ni tratar a los otros de forma injusta".

"Artifact" ganó el Premio del Público en el Festival Internacional de Cine de Toronto y se presentó recientemente en el Festival de Cine South by Southwest en Austin, Texas.

___

John Carucci está en Twitter como http://www.twitter.com/jacarucci