El actor británico Hugh Grant, una de las caras más visibles en el escándalo de las escuchas telefónicas en el Reino Unido, pidió hoy en un artículo en el diario "The Observer" al primer ministro británico, David Cameron, que aproveche la "oportunidad histórica" de crear un órgano regulador de la prensa.

"Sea sabio y aproveche esta oportunidad histórica", señaló Grant, director de la asociación "Hacked Off" ("Pinchado"), la víspera de que Cameron presente en el Parlamento su propuesta para regular los medios escritos sin necesidad de crear una ley específica que promulgue un organismo independiente.

El primer ministro británico no logró semana pasada alcanzar un acuerdo el diálogo con los partidos Laborista y Liberaldemócrata para establecer las líneas generales de un órgano con capacidad para regular el sector que no dependiera del poder político ni de las empresas periodísticas, tal y como proponía el llamado informe Leveson en noviembre de 2012.

En su lugar, Cameron tiene previsto presentar mañana una propuesta que no contempla formular una ley, como la que regula la radio y la televisión, sino que propone un estatuto sancionado por la reina Isabel II que establezca los estándares para la prensa.

"Lo que resulta curioso de esa carta real que propone Cameron es que deja al Gobierno como responsable de los futuros cambios del sistema. Además, pone a los directores de los periódicos, es decir, al corazón del sistema, al mando de la elaboración del código de conducta", consideró Grant, para quien la propuesta del primer ministro es "un modo medieval de legislar".

Según la cadena BBC, las reuniones multipartitas continúan este domingo en vistas al debate en la Cámara de los Comunes este lunes, en el que Cameron podría perder en la votación si no logra recabar apoyos de diputados de otras fuerzas.

El líder laborista, Ed Miliband, así como el liberaldemócrata y viceprimer ministro, Nick Clegg, apoyan la idea de un regulador creado a través de un documento real, si bien defienden la necesidad de formular una ley específica.

Para el director de "Hacked Off", que hace campaña a favor de la reforma de la prensa británica, los conservadores se enfrentan "a una posible derrota" porque están "claramente en el lado incorrecto del debate".

Miliband, por su parte, señaló en una entrevista a "The Observer" que el "lunes es el día en el que los políticos tienen el deber de cumplir con las víctimas, levantarse por ellas".

Para el líder laborista "es un momento importante porque hemos vivido décadas en las que hemos fallado en nuestro deber de asegurar que teníamos un sistema de quejas y compensaciones que asegurara que la gente ordinaria no quedaba al arbitrio de los abusos de la prensa".