El regreso de Carmelo Anthony al Pepsi Center fue arruinado la noche del miércoles cuando Wilson Chandler anotó 24 puntos y los Nuggets de Denver vencieron por 117-94 a los enfermizos Knicks de Nueva York.

Los Nuggets tuvieron ventaja de hasta 34 puntos camino a su 10ma victoria consecutiva en general y 14ta seguida en casa.

Esta fue con tanta facilidad que sus titulares no jugaron en el cuarto período.

Tampoco lo hizo Anthony, quien salió de la cancha un par de minutos después del inicio del segundo período cuando su rodilla derecha — la cual admitió él el martes que no estaba mejorando — no le funcionó bien. Anotó sólo nueve puntos al acertar tres de 12 tiros de campo.

Éste fue el primer juego de Anthony en el Pepsi Center desde que exigió ser cambiado a Nueva York hace más de dos años, ocasionando un transacción que remodeló a ambas franquicias.