Resulta evidente que Wes Welker sabe elegir a sus quarterbacks.

El receiver estrella y blanco favorito de Tom Brady deja Nueva Inglaterra y se dirige a Denver, donde se incorporará a Peyton Manning y los Broncos.

Entre los nuevos acuerdos destacan los de Reggie Bush con Detroit, Dashon Goldson con Tampa Bay, e incluso el de Ray Lewis — con ESPN.

En el segundo día de la agencia libre en la NFL destacó el acuerdo de Welker por dos años con los Broncos, que el año pasado registraron la mejor foja de temporada regular de la Conferencia Americana. La contratación da a Manning uno de los blancos más constantes que haya tenido el cuatro veces jugador más valioso de la liga.

"Emocionado de que Wes se una a los Broncos. Su productividad y resistencia será una grandiosa ventaja", dijo a través de Twitter John Elway, vicepresidente ejecutivo de operaciones deportivas de los Broncos.

El mejor slot receiver de la liga, Welker atrapó 118 pases para 1.354 yardas y seis touchdowns la campaña pasada.

Denver también se reforzó con el defensive tackle Terrance Knighton.

Bush, por su parte, llegó a un acuerdo de cuatro años con Detroit y podría cubrir un enorme vacío en la posición de running back. Los Lions no han podido contar con los servicios de su primera selección del draft de 2010, Jahvid Best, cuya carrera está en duda a causa de problemas con conmociones cerebrales.

Bush refuerza una sólida ofensiva liderada por el estelar wide receiver Calvin Johnson. Seleccionado por Nueva Orleáns en 2006, Bush acarreó para 986 yardas el año pasado con Miami, tras ganar 1.086 yardas en el 2011, su primer año con los Dolphins.

Los Lions también adquirieron al safety Glover Quin y al defensive end Jason Jones mientras retenían al cornerback Chris Houston.

El safety Goldson del Tazón de los Profesionales obtuvo un contrato por cinco años y valuado en 41,25 millones de dólares con Tampa Bay. Recibirá 8,25 millones de dólares anuales y 22 millones garantizados. Pasó las últimas dos temporadas bajo contratos de un solo año con los 49ers de San Francisco.

En tanto, los Chiefs de Kansas City siguieron atareados, añadiendo al cornerback Dunta Robinson, de los Falcons, al receiver Donnie Avery y al offensive lineman Bryan Mattison a los tres agentes libres que habían contratado la víspera. Los Chiefs, que tienen la primera selección en la lotería del mes próximo tras una campaña de 2-14, llegaron a acuerdos con el tight end Anthony Fasano, el tackle defensivo Mike DeVito y el quarterback Chase Daniel el martes, cuando finalizaron además su cambio con los 49ers de San Francisco por el quarterback Alex Smith.

Tras contratar a Andy Reid como coach y John Dorsey como gerente general, los Chiefs contrataron al wide receiver Dwayne Bowe y al pateador Dustin Colquitt, y colocaron la etiqueta de franquicia al tacle izquierdo Branden Albert.

Cleveland, otro equipo débil en la NFL, estuvo igualmente activo, llegando a acuerdos con el linebacker Quentin Groves y el tackle Desmond Bryant para fortalecer una defensa que añadió al linebacker de los Ravens Paul Kruger horas después de comenzar la agencia libre.

Kruger es uno de varios ganadores del Super Bowl en dejar los Ravens, incluyendo el safety Bernard Pollard, dejado en libertada por Baltimore el miércoles. La baja principal de los Ravens era esperada: Ray Lewis anunció en enero que se iba a retirar luego de una carrera de 17 años. Seguidamente, guió a Baltimore al campeonato. El miércoles, Lewis se integró a ESPN como analista.