El base Jameer Nelson aportó un doble-doble de 24 puntos y 10 asistencias, y llevó a los Magic de Orlando a la victoria por 99-91 sobre los Sixers de Filadelfia, en duelo de equipos perdedores de la Conferencia Este.

El pívot suizo Nik Vucevic, se vengó de su ex equipo y le demostró el gran error que cometieron al incluirlo en el traspaso de Andrew Baynum, al conseguir otro doble-doble de 14 puntos y 17 rebotes.

El jugador suizo que había sido seleccionado por los Sixers consiguió su trigésimo quinto doble-doble en lo que va de temporada y lo proyecta como uno de los mejores pivots de la liga.

Mientras que los Sixers se encuentran en plena crisis de juego y sin que Bynum vaya a jugar esta temporada ningún partido al no estar recuperado de los problemas que sufre en ambas rodillas.

La victoria permite a los Magic mejorar su marca a 18-46, al detener una racha de siete derrotas consecutivas, la más amplia del equipo desde la campaña 2003-04.

El escolta Arron Afflalo logró 17 puntos y el alero Tobias Harris encestó 15 que también ayudaron al triunfo de los Magic.

Los Sixers (23-39) tuvieron como líder al alero Thaddeus Young, que aportó cifras dobles de 26 puntos y 12 rebotes.

Mientras que el escolta-alero Damien Wilkins consiguió 16 tantos en su primer partido como titular, y el pívot Spencer Hawes aportó 15 puntos, que no evitaron la quinta derrota consecutiva y la décima en los últimos 10 partidos disputados.

El entrenador de los Sixers, Doug Collins, tiene ya los días contados al frente del equipo ante la perdida de posibilidades que puedan estar en la competición de la fase final.